Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

La maqueta gigante de la ciudad ocupa ya parte del Pabellón de Zaragoza

Tendrá 100 m2 y los edificios emblemáticos se iluminarán. La obra avanza a buen ritmo.

La maqueta de la ciudad cubre ya un tercio de la pared del pabellón de Zaragoza. Los edificios más emblemáticos destacan por su tono verdoso y su mayor definición de las fachadas (unos cien de 300), mientras cientos de manzanas de casas se distribuyen de la misma forma que en la calle. En total, ocupará cien metros cuadrados, 15 de largo por 6,7 de ancho y será el principal atractivo de este edificio, situado en la segunda planta, sobre los pabellones de las comunidades autónomas, y que se encuentra muy avanzado.

El lunes comenzaron a instalar la enorme maqueta, que se convertirá en un plano privilegiado para los turistas, ya que a vista de pájaro podrán contemplar las zonas más importantes de la ciudad. Se ha recreado desde Ranillas hasta la desembocadura del Gállego, aunque tras la Expo crecerá hasta reflejar toda la capital aragonesa en una maqueta gigante de 70 metros de largo por 40 de ancho que se exhibirá en la Milla Digital. Además de por su tamaño, su espectacularidad reside en la fidelidad con la que se recrean los edificios y en la iluminación -en distintos colores- de los más singulares, que son translúcidos.

En este proyecto, elaborado por Jacinto y Gretel S.L., se ha invertido un año y en él han trabajado hasta seis personas en tres turnos. Todo el modelado de los edificios se ha hecho por ordenador. Después, se imprimió en 3D en capas de escayola y resina.

Aunque estaba previsto que el montaje comenzara el pasado fin de semana, las lluvias lo retrasaron unos días. No en vano, este es uno de los pabellones que ha sido víctima de las goteras, aunque afortunadamente el agua se quedó en la entrada y solo ha sido necesario cambiar un pequeño trozo de techo. También se ha colocado ya prácticamente todo el suelo y solo resta acabar de poner las instalaciones, además de probarlas.

25 metros de barra de tapas

El visitante accederá primero a una zona de bienvenida, que dará paso al gran espacio multifuncional donde se podrán degustar gran variedad de tapas en una barra de 25 metros, a la vez que se ve una obra de teatro, un concierto o se contemplan cuadros de artistas aragoneses en grandes paneles. Habrá butacas desmontables.

La caja del escenario ya está lista y solo falta montar los telones y los equipos de audio. También se han concluido las dos cocinas y se han habilitado las salas de protocolo, previstas para las autoridades y que tendrán una acceso directo. Pero en este pabellón, en el que serán protagonistas las entidades vecinales, juntas de distrito y agentes sociales, habrá un espacio simbólico dedicado al agua. Con forma de cilindro, tendrán un pequeño estanque rodeado de vegetación, posiblemente de los Monegros (capitanas). El espacio ya se ha habilitado y solo queda rematarlo.

El edificio está contiguo al Pabellón de la DPZ y a una tienda de la Expo. Para hacer más amena la espera, se colocarán once pantallas en el exterior.

Etiquetas