Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Dragados estudia el fallo del sistema de extracción de agua de la cubierta del aeropuerto

El nuevo edificio ya estaba limpio ayer por la mañana después de que la lluvia lo inundara por completo la tarde del miércoles.

Todavía no se han detectado las causas del fallo en la cubierta que provocó la inundación por completo de la nueva terminal del aeropuerto de Zaragoza con las intensas lluvias de la tarde del miércoles. Un numeroso equipo de la empresa constructora Dragados y de las encargadas de los sistemas de control y seguridad trabajaban ayer en el edificio para estudiar los motivos que confluyeron para que el sistema de evacuación de las aguas pluviales se colapsara. Sin embargo, los responsables no quisieron dar detalles.

La terminal ya estaba completamente limpia por la mañana y al mediodía los únicos signos que recordaban la inundación de la tarde anterior eran unas cuantas bandejas, que se utilizan habitualmente para pasar objetos por el escáner de seguridad, que recogían en el suelo del vestíbulo el agua de unas goteras. El director del aeropuerto, Felipe Rivas, insistió en que afortunadamente no había dañado a los sistemas de operaciones y que la actividad, como la tarde anterior, se desarrollaba con normalidad.

Según fuentes del aeropuerto, la terminal está dotada de un sistema de captación de aguas pluviales, denominado 'fullflow', que a través de unidades de presurización instaladas en las zonas valle de la cubierta ondulante, succiona el agua. Bajo la cubierta se puede ver una red de tuberías negras interconectadas que recogen el agua y la conducen al depósito de aguas pluviales situado en el almacén, en el sótano. Las tuberías están colocadas en paralelo a la techumbre puesto que la evacuación del agua no se produce por gravedad sino por presión. Las unidades de presión instaladas en la cubierta funcionan a modo de aspirador. Sin embargo, representantes de la empresa Dragados que se desplazaron ayer al aeropuerto declinaron dar detalles acerca del funcionamiento del sistema y de las posibles causas de los fallos.

El sistema "fullflow" es una patente, de la que según se informa en su página web, hay 30.000 instalaciones en todo el mundo. El aeropuerto de Zaragoza no es el primero que dispone de este método de evacuación de aguas pluviales que ya funciona en la T4 de Barajas o en los aeropuertos de Hampshire de Londres, de Hong Kong así como en el edificio City Hall de Londres, en el Museo Nacional de Liverpool y en estadios de fútbol. Pero el sistema instalado por Dragados en la terminal de Zaragoza, ha fallado y por ahora no se dan explicaciones.

No obstante, el director del aeropuerto de Zaragoza, Felipe Rivas, resalta que la obra, que se inauguró hace menos de dos meses, está en garantía todavía. El edificio nuevo era la parte más importante del proyecto de ampliación el aeropuerto, una de las infraestructuras vinculadas a la Expo. De una inversión total de 56,6 millones de euros, 22 se destinaron a la terminal de pasajeros. Rivas destaca que la inundación es un hecho excepcional que impidió ofrecer la máxima calidad al pasajero durante unas horas. La lluvia de la tarde del miércoles, pasadas las 18.30, provocó la inundación. Las tareas de limpieza se prolongaron hasta la noche.

Etiquetas