Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El traslado de la mayoría de los funcionarios al Seminario se aplaza hasta octubre

El traslado de la mayoría de los funcionarios al Seminario se aplaza hasta octubre.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido aplazar el traslado de la mayoría de los funcionarios al Seminario hasta el próximo mes de octubre, una vez pasadas la Expo 2008 y las fiestas del Pilar. Así lo anunciaron tanto el teniente de alcalde responsable del Área de Régimen Interior, Francisco Catalá, como la concejal de Personal, Lola Ranera, que admitieron que "no hay prisa" por iniciar el proceso.

El motivo fundamental del aplazamiento de la mudanza, que debía haber comenzado en marzo, es el retraso de las obras, que no concluirán hasta finales de este mes o principios del próximo. En este sentido, Ranera destacó que antes de iniciar los traslados el Ayuntamiento debe cumplimentar todos los trámites de recepción de la obra. Además, la Expo 2008 y el periodo estival, con buena parte del funcionariado de vacaciones, son dos de los argumentos dados para justificar el aplazamiento de la mudanza.

No obstante, Urbanismo informó que va a adelantar a junio, antes de que comience la muestra internacional, el traslado de un grupo de funcionarios similar al que ya está trabajando allí (en julio de 2007 se reubicó en el ala oeste del Seminario el departamento de Planificación y Diseño Urbano, compuesto por unas 40 personas). No obstante, en septiembre del año pasado también se anunciaron traslados inmediatos que después no se produjeron

El concejal de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, no quiso desvelar qué trabajadores cambiarán de lugar de trabajo, aunque hasta ahora la previsión era que los primeros en desplazarse fueran los servicios de Arquitectura y Gestión de Licencias.

Francisco Catalá explicó que el traslado se hará por fases. De momento, se ha planteado que se ubiquen en el nuevo edificio las Áreas de Urbanismo, Personal y Servicios Públicos, que suman unos 650 funcionarios, incluidos los trabajadores de los grupos sindicales, que también se trasladarían. Esto significaría ocupar dos terceras partes de la capacidad total del Seminario, que ronda los mil trabajadores.

Tras descartarse a corto plazo la reforma del antiguo cuartel de Pontoneros para convertirlo en la sede de los servicios de gestión tributaria municipal, la nueva organización permitiría agrupar en la plaza del Pilar los distintos departamentos del Área de Economía y Hacienda, hasta ahora dispersos por la ciudad.

Traslado del centro de tráfico

El traslado deberá superar dos hitos delicados por su complejidad técnica. El primero será la instalación del centro municipal de informática en el nuevo edificio. Además, el Ayuntamiento está estudiando la posibilidad de llevar el centro de gestión de tráfico, actualmente situado en la calle de Albareda.

A la espera de que entre en servicio el nuevo edificio administrativi, los operarios se afanan en la finalización de las obras. La reforma está prácticamente concluida, después de varios meses de retraso y un desfase presupuestario de 10 millones de euros (la obra costará 59,9 millones). Los trabajos se centran ahora en la urbanización exterior, especialmente en la plaza de acceso, y en los acabados del interior.

Etiquetas