Zaragoza
Suscríbete por 1€

EXPO 2008

Primeras pruebas de la iluminación de las riberas del río Ebro para la Expo

Y se hizo la luz. Un poco antes de las diez de la noche de ayer, las riberas brillaron. Cientos de bombillas, de un color azulado, mostraron una nueva imagen del río Ebro y su entorno durante las pruebas que se realizaron para comprobar el correcto funcionamiento de la iluminación, entre el Puente de Hierro y el de Piedra. Aunque no se estrenará hasta el inicio de la Expo, todo salió bien. El teniente de alcalde, Antonio Becerril, y varios técnicos municipales asistieron a los ensayos. Las luces de los puentes se comprobarán a finales de mes.

"Quiero ver que todo funciona bien y si hay que hacer algún cambio ahora que hay tiempo", aseguró Becerril, momentos antes. "Ahora seguiremos avanzando en la instalación", indicó. Decenas de curiosos observaron la nueva estampa y algunos la inmortalizaron en sus cámaras.

En las últimas semanas se han ido colocando las luces de los puentes y de las riberas del Ebro para dar una iluminación extra durante la Expo a estos espacios emblemáticos de la ciudad. Se han invertido 1,4 millones de euros, que, de momento, se pagarán con un millón de euros del remanente del año pasado y, el resto, con cargo a partidas presupuestarias del Área de Infraestructuras.

No obstante, no se descarta obtener más dinero a través de alguna fuente de financiación privada. Pero, pese a que inicialmente estaba previsto que prácticamente todo el proyecto corriera a cargo de las empresas privadas, de momento solo hay posibilidades de lograr un acuerdo con Endesa, quien finalmente podría aportar 300.000 euros para dar luz a un puente.

Seis kilómetros de guirnaldas

En las riberas, recién reformadas, se van a color seis kilómetros de guirnaldas, desde el Puente de Giménez Abad hasta la Pasarela del Voluntariado, en las dos márgenes. Pero no son cables continuos, porque, según explicaron fuentes municipales, hay zonas donde, por las características del terreno o porque las obras no se han acabado, se interrumpe la iluminación. Es el caso, por ejemplo, del tramo del balcón de San Lázaro. No en vano, las ruinas están situadas junto a la ribera. Tampoco se han puesto en los cruces de calles con posible tránsito de vehículos.

En total, se van a colocar 18.000 bombillas (una cada 33,3 centímetros) de tres vatios de potencia y de bajo consumo. Prácticamente se han instalado la mitad, en ambas orillas. Una vez que acabe la muestra internacional y se retiren, se guardarán para aprovecharlas en la iluminación navideña. Este año, el 20% de las luces eran ecológicas y la intención del Ayuntamiento de Zaragoza es llegar en cuatro años a contar con luces que permitan una contaminación 10 veces menor que la actual.

En el caso de los puentes, las luces permanecerán después de la Expo. Ya se ha colocado toda la instalación eléctrica y solo faltan los proyectores. En el Puente de Piedra se hizo una primera prueba hace unas semanas y se comprobó que los tajamares quedaban un poco oscuros. Por eso, se ha decidido potenciar más la luz y para ello, se van a poner dos soportes de 12 metros con 10 focos cada uno. En los arcos, habrá cuatro proyectores en cada uno.

El proyecto del Ayuntamiento incluye la iluminación de todos los puentes: el de Las Fuentes, el de Hierro, el de Piedra, el de Santiago y el de La Almozara. El objetivo municipal de dar luz a los puentes es precisamente hacer más atractiva la navegabilidad del río Ebro, que se estrenará durante la muestra internacional. Para ello, se van a instalar puntos de luz en la parte inferior. Se quiere simular los paseos en barco por el Sena, en París.

En el caso del Puente de La Almozara, el alumbrado se incluye en el proyecto de la Expo de crear un paseo central y suprimir la galería de servicios. De momento, aún no han comenzado las obras, pero el Ayuntamiento se ha hecho cargo ya de la parte ornamental. También dispone de una luz específica la recién estrenada Pasarela del Voluntariado.

En el caso del Puente de Santiago, además de la iluminación inferior para observarla mientras se navega por el río o se pasea por la zona más próxima al cauce, se va a cambiar también la que ilumina la calzada. Forma parte del proyecto de reforma del viaducto, que financia el Ministerio de Fomento.

No obstante, en un primer momento, esta iniciativa era mucho más ambiciosa. El sociólogo Mario Gaviria diseñó un plan que tenía un coste mucho más elevado (3,1 millones). En él, incluso se planteaba la posibilidad de facilitar a las comunidades de propietarios bombillas de bajo consumo para iluminar algunas fachadas del Casco Histórico y las más próximas al meandro de Ranillas.

El embellecimiento de los puentes se complementará con otras iniciativas que ya ha puesto en marcha el Consistorio zaragozano de cara a la muestra internacional. En concreto, se iluminarán también 17 monumentos y otras grandes avenidas de la ciudad.

Etiquetas