Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

FIESTA

Tradición y oficios casi perdidos en San Gregorio

El barrio organizó un mercado ambientado en el siglo XIX, con el que se quería también transmitir la importancia de la Guerra de la Independencia.

Joaquín Zumanal lleva 56 años trenzando el mimbre para elaborar cestas, bandejas, tapes y cientos de objetos más. Ha dedicado su vida a este oficio y, a pesar de ello, le sigue gustando como el primer día. "No me canso en absoluto. Y eso que me pego horas y horas tejiendo... Me parece bueno que la gente sepa lo que hacemos", asegura Joaquín sentado en un taburete. "Estos mercadillos ayudan a dar a conocer los oficios que con el tiempo se irán perdiendo", añade Joaquín, que llegó desde Barbastro para participar en el Mercado de Los Sitios, ambientado en el siglo XIX, que organizó el barrio de San Gregorio con la colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza.

La música y las exhibiciones con halcones amenizaron una jornada en la que también se quiso conmemorar el papel de los aragoneses en la Guerra de la Independencia. Para ello, el Regimiento de Línea de los Voluntarios de Cariñena recreó algunas de las batallas y desfiles de aquella época. "Casi toda la gente tiene conocimiento de la guerra en sí, pero lo que intentamos es transmitir más información", explica Alberto Pe, miembro de la formación que recorrerá varios mercadillos de los barrios rurales de Zaragoza este verano para hacer varias representaciones. "Damos a conocer cómo se formaba, la vida en campaña, sus uniformes... Creamos este grupo cuando Cariñeña reconstruyó la bandera del regimiento y, desde entonces, vamos enseñando todo esto", señala Alberto.

Y para completar la mañana, los vecinos de San Gregorio también pudieron degustar de algunas de las delicias gastronómicas que llegaron ayer al barrio de todas las partes de la comunidad aragonesa. Queso, frutos secos, encurtidos y crepés con una receta especial francesa. "Me las enseñaron a hacer unos tíos que tengo en Francia. De eso hace ya cinco años y, desde entonces, no he parador...", comenta Mari Carmen Grau, que confiesa entre risas el secreto para hacer un buen crepé: "Hacer muchos, solo eso. Si haces un montón, al final, les coges el truco", señala Grau.

Pero no solo es esta especialidad francesa la que domina Mari Carmen. En el puesto anexo, su padre se encarga de dar a conocer sus otros productos artesanales. Trenzas con chocolate, frutos secos, licores varios... "Lo elabora todo ella. Muchas veces nos preguntan de qué está hecha la pasta de la trenza, pero es algo especial que solo ella conoce. No lo puede contar", explica Francisco Grau mientras atiende a los clientes que se van acercando al stand. "Nos movemos mucho, vamos desde Mazaleón, en Teruel, a todas las partes de Aragón", indica.

El grupo Los Rubitos, que actuó por la tarde-noche en el mismo mercadillo, puso el broche de oro. No obstante, los vecinos de la Margen Izquierda todavía tienen más oportunidades para disfrutar de actos festivos.

El alcalde de San Gregorio, José Antonio Hernández, recordó la tradicional romería a la ermita del Santo, que tendrá lugar en el campo de maniobras de San Gregorio la semana que viene. A ella, asisten cientos de personas cada años y se ha convertido en una cita ineludible. Aunque la Hermandad de San Gregorio ha organizado desde el viernes diferentes actos, el día grande se celebra el domingo con la fiesta mayor. Después, si el tiempo lo acompaña, los asistentes se quedan a comer en el campo.

Etiquetas