Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

Los barcos ecológicos construidos en Suiza llegan a fin de mes al Ebro

La recepción de las cinco embarcaciones, que transportarán a 400.000 visitantes durante los tres meses de la muestra, coincidirá con la presentación el 29 de mayo del pabellón suizo.

Las cinco embarcaciones suizas que surcarán el tramo urbano del Ebro llegarán a finales de mes a la capital aragonesa, coincidiendo con la presentación del pabellón suizo en la Expo. "El 29 de mayo estará listo el edificio. Ese día se hará la rueda de prensa en Ranillas para darlo a conocer", aseguró su director, David Grolimund, en Berna el pasado 29 de abril. "Estamos dando los últimos toques a un espacio que será como una gran vela de barco en la que se proyectarán las imágenes de los lagos de Suiza", explicó.

Una enorme foto de los lagos en invierno y en verano dará la vuelta a la fachada de 20 metros de longitud por 7,5 de anchura de este edificio, que ha costado tres millones de francos suizos. Estará situado en el pabellón "Ebro 1" dedicado a "montañas y altiplanos" y en el se ofrecerá la posibilidad de degustar tapas suizas.

El acabado de la instalación coincidirá con la llegada a Zaragoza de cuatro barcos electrosolares, que junto al quinto que está ya en el puerto de Barcelona y llegará a la capital aragonesa el 15 de mayo, compondrán la flota del Ebro. Transportará a unos 400.000 visitantes hasta el recinto de la Expo a partir de junio durante los tres meses de la muestra. El constructor naval Richard Mesple de Mw Line, la firma contratada por la explotadora, manifestó que "la mayoría aún no están listos, se están acabando de en los astilleros de Suiza y serán entregados en el plazo de un mes".

El contrato pasa por traer cinco barcos electrosolares; tres Aquabus 1050T, de 10,5 metros de largo por 2,5 de ancho para 24 pasajeros, equipados con siete metros cuadrados de paneles solares y una autonomía de navegación de más de nueve horas ininterrumpidas; así como dos Aquabus C 60, de 17 por 6,5, para 85 pasajeros y equipado con bar y aseos. "Todos son totalmente silenciosos, no contaminan y están perfectamente adaptados a la navegación interna y en mar hasta los 36 kilómetros de las costas.

Cuestan lo mismo que un barco con motor diésel: 5 euros por día en consumo energético, una cantidad con la que uno convencional no podría funcionar ni media hora. En cuanto a coste de fabricación, es de 10.000 francos suizos por asiento, indicó Mesple. Además, su vida útil es de 30 a 40 años y 25 para placas solares.

En España por primera vez

El constructor recordó que ADS en colaboración con la contratista de la navegación, Turismo Ebro Fluvial, se ocupará de la gestión de los barcos, de los que tras la Expo se quedarán dos en Zaragoza y los demás "saldrán de viaje por España", si bien no quiso concretar qué ciudades los tendrán. Mesple rechazó que pueda haber problemas con el caudal del Ebro para navegar: "La Expo ha previsto un dique que garantiza un mínimo de un metro cuando nuestros barcos tienen un calado de 80 centímetros".

Su empresa lleva quince años haciendo naves electrosolares. Actualmente hay treinta funcionando en Inglaterra, Luxemburgo e Italia. "Entre 2006 2007 hicimos la primera travesía del Atlántico, entre Basilea y Nueva York", contó Mesple. "Estos barcos tienen una autonomía de ocho horas sin sol gracias a motores eléctricos". No obstante, "es la primera vez que embarcaciones de este tipo navegarán por España".

Etiquetas