Despliega el menú
Zaragoza

EXPO 2008

Un estudiante zaragozano y un actor barcelonés, protagonistas del espectáculo de inauguración

Tras varios meses de casting, dos estudiantes de unos 20 años, Rubén Eguía y Rafael Ordóñez, fueron elegidos entre 80 otros concursantes para protagonizar de manera alterna, el héroe del espectáculo del 'Iceberg'. Sin embargo, tan sólo uno de ellos podrá participar el día de la inauguración.

La Exposición Internacional de Zaragoza presentó a los dos protagonistas del espectáculo de inauguración 'Iceberg. Sinfonía Poético', creado por el director catalán Calixto Bieito, que se mantendrá como espectáculo nocturno durante las 93 noches que dura la Muestra.

Tras varios meses de casting, dos estudiantes de unos 20 años, Rubén Eguía y Rafael Ordóñez, fueron elegidos entre 80 otros concursantes para protagonizar de manera alterna, el héroe del espectáculo del 'Iceberg'. Sin embargo, tan sólo uno de ellos podrá participar el día de la inauguración.

El creador y director catalán, Calixto Bieito, subrayó en rueda de prensa que encontró en los dos jóvenes actores "la armonía entre la expresión y la intuición. Además, su juventud simboliza de manera adecuada el futuro de la Humanidad, su esperanza ante los desastres que generan los hombres en el planeta".

El cuento moral que propone 'Iceberg' concede al protagonista principal un triple papel de responsable ante los daños causados al planeta, de víctima de esos desastres, pero también lo convierte en la esperanza para superarlo.

Rafael Ordóñez, estudiante de Publicidad en la Universidad de San Jorge de Zaragoza, destacó que "el papel me convierte en la esperanza de la vida" mientras que Rubén Eguía, estudiante al Instituto de Teatro de Barcelona, añadió que emprendió "una reflexión propia sobre el papel moral que tiene nuestra generación en cuanto al planeta".

La orquesta, protagonista 

El director artístico de la Exposición Internacional de Zaragoza, Francisco Ortega, resaltó "las imágenes impactantes que contiene este espectáculo, en el que la música desempeña un papel fundamental de magnitud al procurar remover las consciencias. Se trata también de un trabajo magnífico de diseño que realizó la empresa FOCUS".

La Orquestra Sinfónica de Bratislava grabó a lo largo de la semana pasada la composición creada por el zaragozano, José Luis Romero, 'Cantata para un iceberg', que consta de tres movimientos: destrucción, purgatorio y resurrección.

Además de un coro de adulto y de voces blancas, un total de 400 tambores de Calanda acompañarán la Orquestra Sinfónica de Bratislava durante la inauguración el día 13 de junio, para representar la "catarsis, al convertir la música en un componente épico. Por tanto, aquella noche tan especial, el espectáculo durará unos 35 minutos en vez de 21", dijo Bieito.

Etiquetas