Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

La nueva plaza de La Romareda se inaugura al fin después de dos años de obras

La apertura llega con 10 meses de retraso y 3,5 millones de desfase.

La nueva plaza de La Romareda se estrenó ayer al fin después de dos años de obras. El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, acompañado por el concejal de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, se encargó de inaugurar este nuevo espacio peatonal, de 25.000 metros cuadrados de superficie, que incorpora además un aparcamiento subterráneo de 1.505 plazas.

La obra, que ha tenido diversas complicaciones técnicas, como la que obligó a desplazar el vaso del parquin varios metros porque afectaba a servicios subterráneos de la zona, se ha abierto al público con 10 meses de retraso y 3,5 millones de sobrecoste, que se paga con la ampliación del plazo de concesión del aparcamiento (de 35 años a 39 años y medio).

El nuevo espacio peatonal dispondrá de cuatro quioscos. Uno de ellos, de titularidad municipal, se destinará al ocio infantil o juvenil. Los otros tres los explotará la concesionaria (Isolux Corsán). Habrá un restaurante, una terraza y una agencia de viajes.

También se han incluido láminas de agua y un espacio de juegos infantiles y se han plantado más de 400 árboles (magnolios, tilos y laureles). Otro elemento destacado es el conjunto escultórico denominado "El Florero", obra del artista Manuel Hernández Molpó.

Por otro lado, uno de los aspectos más característicos de la nueva plaza son las farolas, algunas de ellas inclinadas para generar "el efecto de un bosque", como explicó Diego Cano, el arquitecto responsable del proyecto.

Belloch subrayó que "se ha dado el salto de un espacio asfaltado del siglo pasado a un entorno ciudadano de gran calidad del siglo XXI". "Esto es lo que le está ocurriendo al conjunto de la ciudad", añadió. Enmarcó esta obra en el proceso de transformación que vive Zaragoza con motivo de la Expo, "con más de 300 obras".

Entre los vecinos, el resultado causó división de opiniones. Gonzalo Alonso, de Rogelio's, lamentó el retraso de la obra y las pérdidas ocasionadas. Frente a los que opinaron que ha mejorado la situación de la zona, otros criticaron sobre todo el diseño de las farolas inclinadas o la escasa comodidad de los bancos.

Etiquetas