Despliega el menú
Zaragoza

EXPO 2008

El anillo viario de la estación de Delicias se empieza a asfaltar para inaugurarlo en un mes

El cierre del Tercer Cinturón está casi acabado y tan solo resta la última fase de la urbanización del barrio del AVE, que se ha ejecutado cerca de un 85%. Unos 1.500 obreros trabajan en doble turno para que se llegue a tiempo para la Exposición.

La urbanización básica del barrio del AVE ha entrado en la recta final con el tiempo justo para llegar a la Expo. La sociedad pública Zaragoza Alta Velocidad (ZAV) empezará esta semana a asfaltar el anillo viario de la estación de Delicias con el objetivo de inaugurarlo en el plazo de un mes. Los grandes movimientos de tierra y la construcción de las grandes infraestructuras están prácticamente acabadas y ahora los esfuerzos se centran en la última fase, de la que dependerá la imagen definitiva.

El esqueleto del falso túnel de la A-68 se cerrará de punta a punta el próximo miércoles, aunque su desembocadura a la altura de la estación se terminó hace días para permitir que se pavimente y asfalte el cierre del Tercer Cinturón, desde la terminal ferroviaria hasta el puente del Tercer Milenio. El Ayuntamiento tiene avanzados los trabajos en el tramo de su competencia, junto a la ribera del Ebro, mientras la sociedad pública lo tendrá que hacer ahora en un tiempo récord.

Fuentes oficiales de la sociedad pública aseguraron que se ha ejecutado a estas alturas cerca de un 85% de las obras básicas del barrio del AVE, aunque el reto será tener listo el Paseo del Agua. Según las últimas estimaciones, esta actuación se demorará hasta el 7 de junio, justo una semana antes de la apertura de la Expo.

Cerca de 1.500 obreros trabajan en doble turno para acabar los viales básicos que unirán de forma definitiva los barrios de Las Delicias y de La Almozara a través de los antiguos suelos ferroviarios. Los 20 metros que faltan del túnel viario, junto a la antigua playa de vías, quedarán cubiertos el día 30, una tarea que se compatibiliza desde el viernes con la aportación de tierras previa al asfaltado del Tercer Cinturón. Esta tarea es imprescindible porque hay cerca de un metro de diferencia entre la cota de las vigas del túnel y el actual vial de acceso a la intermodal.

La terminal de Delicias hará las veces de gigantesca rotonda en el nuevo esquema viario. En el lado norte, en paralelo a la fachada de la estación de autobuses, se ha levantado un scalextric elevado de 720 metros de longitud, compuesto por 72 vigas unidas a 6,5 metros de altura gracias a las 114 pilas que las sustentan.

Las contratistas empezarán esta semana a asfaltar, para lo que ejecutaron con anterioridad un talud de tierra para unir mediante una suave rampa la estructura de hormigón con el terreno. Las vallas perimetrales lucen a lo largo de este viaducto elevado, al igual que las farolas, diferentes del resto de la ciudad.

Su capacidad está dimensionada para las necesidades futuras de tráfico que pueda generar el nuevo barrio: un mínimo de tres carriles por sentido, que se llegarán a ampliar a cinco en función del tramo que se trate del gran paseo de la estación, que sustituirá a los antiguos accesos de la A-68.

También se ha empezado a pavimentar el área exterior del vestíbulo de llegadas de la terminal ferroviaria, que sigue pendiente de apertura por falta de comunicaciones desde que se estrenó el complejo hace seis años.

Dos de las quejas más frecuentes, las nefastas comunicaciones y la ausencia de taxis para recoger a los viajeros, podrían solucionarse de un plumazo. El proyecto da especial relevancia al transporte público e incluye dos viales de aparcamiento para 80 taxis en espera y un tercer carril para que se muevan. En paralelo se habilitará un carril y una gran avenida para el tráfico privado: dos carriles unidireccionales desde la avenida de Navarra para llegar al vestíbulo y otros tres por sentido para dar continuidad al eje de comunicación del barrio del AVE.

Mejora para los viajeros

Esta gigantesca ordenación circulatoria se puede apreciar gracias a la instalación de los bordillos de las aceras, que se construyen sobre la gran losa de hormigón que tapa las vías en el lado oeste. La pavimentación va incluso más avanzada en la zona de La Almozara, donde hay importantes tramos con losas junto al conglomerado que se pintará para crear un carril bici. También se ha asfaltado el tramo más cercano al puente del Tercer Milenio y a la puerta sur del recinto de Ranillas.

Los vecinos, que sufren desvíos desde finales de marzo, se librarán de las limitaciones a finales de mayo. Para entonces también estará acabado el nuevo paseo de la A-68, que ganará en capacidad con cuatro carriles de circulación, uno de ellos reservado para transporte público.

El nueve eje de acceso a la ciudad ofrecerá, además, conexiones directas con los barrios colindantes mediante una gran avenida que dará continuidad a la de Puerta Sancho, con tres carriles por sentido.

Lo que no llegará a tiempo será el túnel viario bajo la A-68, exclusivamente de salida de la ciudad. La obra civil no se podrá rematar con los preceptivos equipamientos. Se necesitarán cinco meses adicionales para acondicionar el subterráneo y Zaragoza Alta Velocidad aún debe convocar el concurso público, lo que retrasará su puesta en servicio, como mínimo, hasta finales de año.

Etiquetas