Despliega el menú
Zaragoza

EXPO 2008

La Expo inicia la fase de remates con la decoración de todas las fachadas

Más de la mitad de los pabellones exhiben ya los diseños de Ferrer y Peñafiel, a base de pintura de distintos colores y vinilos. Los artistas se han inspirado en las zonas ecogeográficas y en los ríos del mundo

La sociedad pública Expoagua ha iniciado ya los acabados del recinto de Ranillas con la decoración de todas las fachadas del área central de pabellones, que se puede apreciar desde la avenida de Ranillas. Más de la mitad de los edificios destinados a países y Comunidades Autónomas exhiben los diseños de Isidro Ferrer y Javier Peñafiel, que se están ejecutando con pinturas de distintos colores y vinilos con nombres de regiones y ríos.

La constructora Acciona es la encargada de llenar de contenido las fachadas. El proyecto afecta a una superficie de casi dos hectáreas y su presupuesto asciende a algo más de medio millón de euros. Decenas de operarios se están encargando de pintar, con rodillos y pistolas, las dos plantas de los bloques de pabellones de países, en paralelo a la Ronda de Rabal, tal y como ideó Isidro Ferrer.

Las fachadas, levantadas el año pasado con paneles prefabricados, se están pintando desde hace dos semanas con colores ocres, verdosos y azules en función de las zonas ecogeográficas del planeta a las que pertenecen. Dos de los tres bloques están prácticamente acabados.

El jefe de Proyectos de Expoagua, el arquitecto Pablo de la Cal, señaló que el friso común que comparten todos los pabellones, de 1,5 metros de anchura, está terminado.

La decoración de la parte trasera de la Expo se rematará en breve con el montaje de unas letras con relieves a lo largo del segundo piso de pabellones, ancladas al paseo peatonal elevado.

De unos 70 centímetros de altura, las 370 unidades fabricadas en DM compondrán un poema de Carlos Grasa que se podrá leer con facilidad desde el vecino parque metropolitano del agua. Una estructura metálica compuesta por una pletina con apoyos traseros servirá para anclar las letras.

Sobre la pintura de las fachadas se pegarán también 60 grandes vinilos, que suman 229 metros cuadrados, con los nombres de los países en color rojo. Los edificios del frente fluvial difieren en su decoración exterior: las plantas bajas albergan fachadas diferenciadas al ser de pabellones comunitarios, mientras que las superiores, destinadas a escenarios para espectáculos y actos, mantienen la propuesta de Isidro Ferrer. En este caso, los vinilos serán blancos, de una superficie aproximada de tres metros cuadrados y pegados a unos ocho metros de altura.

Los ríos del mundo

La intervención artística se completa con el edificio de pabellones, orientado a Ranillas, donde se están tematizando las fachadas de las Comunidades autónomas con textos e imágenes de los diferentes ríos del mundo. La propuesta del artista Javier Peñafiel se aprecia desde el barrio del Actur, puesto que se han pegado decenas de vinilos con los nombres de cauces y su cuenca hidrográfica en distintos colores.

Pablo de la Cal explicó que es tos vinilos solo suponen una cuarta parte de la intervención, dado que en la fachada orientada a las plazas temáticas se pegarán más, combinados con instalaciones audiovisuales. También se hará participar al público: los visitantes podrá llevarse a casa los póster que se colocarán en dos blocs de aluminio en la fachada del edificio, que se iluminarán por las noches. "Bastará con arrancarlos de la pared", explicó en su día Peñafiel.

Etiquetas