Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Sólo una de las 44 líneas de autobús urbano cumple las frecuencias horarias establecidas

La Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza se concentrará el 15 de mayo ante el "inadmisible incumplimiento" de estas frecuencias y para exigir la mejora "inmediata" del transporte público de la ciudad.

La Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) convocará una concentración para el próximo 15 de mayo en la Plaza de España de la capital aragonesa, a las 20.00 horas, para exigir la mejora "inmediata" del transporte público de la ciudad, ante el "inadmisible incumplimiento" de las frecuencias horarias de los autobuses urbanos.

El presidente de la FABZ, Miguel Ángel Mallén, presentó en rueda de prensa un estudio sobre las frecuencias de los autobuses urbanos de Zaragoza realizado por la FABZ. La Federación ha analizado el servicio de las 44 líneas de autobús de la ciudad, se han controlado más de 2.500 autobuses y hoy se ha dado ha conocer el resultado del análisis de 1.300 de ellos.

La próxima semana se presentará el estudio completo, con las ocho líneas (27, 28, 36, 50, C1, 128, 129 y 142) cuyos datos todavía no se han tabulado y se solicitará una reunión con el Consistorio "para ver qué están haciendo" en esta materia.

Según los primeros datos obtenidos por este estudio, sólo una de las 44 líneas de autobús de Zaragoza, concretamente la línea 20 (Casablanca-Polígono de Santiago), "va bien", es decir, cumple las frecuencias horarias establecidas por la compañía TUZSA. Estos resultados son "desesperantes" ya que el estudio se ha realizado con el conocimiento del Ayuntamiento de Zaragoza y de la empresa, aunque "sí que desde el miércoles se ha notado alguna mejora".

Las quejas de los usuarios por estos problemas de movilidad "son constantes". La situación del transporte urbano es "exasperante y la paciencia de los usuarios se está convirtiendo en impaciencia", observó Mallén. En pasado mes de febrero, el área de Servicios Públicos del Ayuntamiento "se comprometió a controlar la frecuencia de los autobuses, pero esa inspección no se ha hecho" y, por ello, desde la FABZ "nos hemos puesto en marcha".

Así inició un estudio de los autobuses en general, "no sólo de situaciones puntuales, sino analizando el número de autobuses, el horario de salida y llegada a las paradas y la diferencia con el siguiente autobús". Con la participación de más de cien personas en todos los barrios, se han estudiado 2.500 vehículos y a día de hoy se conocen los datos de 1.300 de ellos.

De estos 1.300 autobuses, "más de 400 están fuera de la frecuencia estipulada por día", lo que supone que "un tercio de los autobuses en ruta por línea no cumplen las frecuencias". Respecto a la media de las líneas, "un 12 por ciento de los autobuses supera en un 50 por ciento" los tiempos establecidos inicialmente por la compañía, de manera que "de diez autobuses, uno de ellos tarda más del doble" en llegar de la frecuencia considerada como "normal".

Líneas "conflictivas"

Entre las líneas que superan en un 30 por ciento la desviación en los horarios se encuentran las líneas 22, 25, 29, 31, 32, 33, 35, 38, 40, 42, 43, 45, 51, 52, 53, 141, y C3. De estas, "varias son más conflictivas", en concreto las líneas 32, 45, 51 y 53.

Aquellas cuyos autobuses pueden tardar "más del doble" en llegar a la parada, incumpliendo así las frecuencias establecidas, son las líneas 22, 25, 29, 31, 32 y 38, entre otras dado que "existe un abanico muy amplio de líneas que se van de los horarios".

Por ejemplo, relató Mallén, en la línea 22, que tiene una frecuencia de 7-8 minutos, se han controlado 72 autobuses. "Ocho de ellos circulan dobles, es decir, llegan juntos a las paradas; el 76,11 por ciento van fuera de frecuencia; y un 6,94 por ciento" se desvían en más del cincuenta por ciento de los horarios que deberían cumplir.

En otro caso, en la línea 32, "el pasado día 9 a las 8.25 horas tardó 25 minutos en pasar, cuando su frecuencia es de seis o siete minutos". Este es un claro ejemplo de que "no se consigue controlar las líneas y es inadmisible que con los sistemas de GPS y controles que la compañía dice tener no puedan organizar la red de autobuses". Entre los tramos horarios más conflictivos "de 8.30 a 10.00 de la mañana hay muchas líneas con dificultades", agregó.

Se constata, además, un solapamiento de los autobuses en las paradas de hasta un 40 por ciento. "Hay líneas que se estorban en las mismas paradas", como es el caso de los autobuses que tienen parada en la Plaza San Miguel, y esto genera más retrasos de forma que "es necesario" habilitar un transporte de alta capacidad "ya", como el tranvía, una red de cercanías o facilitar la circulación de bicicletas. 

Prioridad para el trasporte público

 

También son necesarias mejoras el los carriles bus y "más carriles" de este tipo; "vigilancia en las paradas de los autobuses", para que los coches particulares no entorpezcan el paso del transporte público; y "una buena adecuación semafórica para dar prioridad al transporte público".

Asimismo, para el periodo estival, que este año coincidirá con la celebración de la Expo, se solicita que se mantenga el mismo número de autobuses que el resto del año; y se piden mejoras en los autobuses porque el aumento de la población, por ejemplo, "no se corresponde con un mayor número de autobuses en la calle".

Mallén insistió en que ante el incumplimiento de las frecuencias de paso "es necesario que se cumplan los tiempos reales de los recorridos, porque no se puede seguir engañando a los ciudadanos". Es "prioritario retirar todos los autobuses que no cumplan la normativa, que tengan más de 14 años de servicio" o no estén adaptados para personas con minusvalías, y reestructurar la red de paradas "para que las frecuencias sean más cortas y fiables".

Además, "exigimos el cumplimiento inmediato del Plan Intermodal de Transportes de Zaragoza (PIT)", porque ésta es "la piedra central para que tengamos una mejor movilidad en la ciudad, debe ser la referencia" en las actuaciones que tengan relación con esta materia y "llevamos cuatro años de retraso" en su aplicación. Mientras el Ayuntamiento siga sin cumplir sus compromisos, el movimiento vecinal seguirá con su cometido", anunció Mallén.

Sin embargo, a pesar de las críticas, el presidente de la FABZ reconoció que la consejera de Servicios Públicos del Consistorio zaragozano, Carmen Dueso, "se ha preocupado por el tema y es de las pocas áreas que se ha atrevido a plantear iniciativas, aunque se tiene que mejorar más para conseguir que por la ciudad circulen menos coches privados, haya más seguridad y mejores vías", concluyó.

Etiquetas