Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

El nuevo estadio sigue sin financiación, pero Urbanismo anuncia que la concretará en julio

El Ayuntamiento da por hecho que la DGA participará y considera que el club debe sumarse a la operación.

El Ayuntamiento de Zaragoza sigue sin tener claro cómo va a pagar el campo de fútbol de San José, pero está convencido de que podrá cerrar el modelo de financiación antes de contratar la redacción del proyecto, es decir, el próximo mes de julio. Así lo explicó ayer el concejal de Urbanismo, el socialista Carlos Pérez Anadón, que dio por segura la participación de la DGA en la sociedad mixta que construirá y gestionará las instalaciones. También defendió que el Real Zaragoza sea el tercer socio.

Pérez Anadón recordó que en los últimos tres meses se ha alcanzado un acuerdo político mayoritario para trasladar el campo, se han pactado con Acciona y Sacyr las indemnizaciones correspondientes por la rescisión del contrato del anterior proyecto de estadio, se ha aprobado el plan urbanístico donde se ha habilitado una parcela para las instalaciones y se ha convocado el concurso para definir el diseño.

Admitió que es el momento de trabajar en el modelo de financiación. "Sería razonable tener diseñada la operación para cuando se encargue el proyecto", declaró. "Tenemos un espacio de tiempo que vamos a dedicar a cerrar en las grandes cifras la financiación", dijo. De este modo, cuando se adjudique la redacción del proyecto en julio podría saberse cómo se pagará el campo, al menos en sus aspectos más sustanciales.

Por ahora, solo está claro que se destinará a la financiación del estadio la parcela municipal de usos terciarios anexa a La Romareda, que en su día se valoró en 70 millones de euros. No obstante, dada la crisis del sector inmobiliario, nadie puede garantizar esa tasación. Además, ese solar perderá el atractivo de tener un campo de fútbol justo al lado.

Más de 100 millones de gastos

La primera estimación de precio del estadio supera los 103 millones de euros, la redacción del proyecto costará otros tres y las indemnizaciones supondrán 2,1 millones. Todos estos costes los deberá asumir la futura sociedad gestora de las instalaciones. Anadón se mostró convencido de que "va a estar el Ayuntamiento, la DGA y que tendrá que estar también el Zaragoza". El concejal de Deportes, Manuel Blasco (PAR), declaró que con la presencia del Ayuntamiento y la DGA "la financiación está asegurada".

Fuentes autonómicas confirmaron que "el Gobierno de Aragón tiene voluntad de participar". Respecto a su grado de implicación en el proyecto, "hay que esperar a que se cuantifique todo y se aclaren las fórmulas de gestión". Afirmaron que es probable que en la próxima comisión bilateral Ayuntamiento-DGA, que se celebrará en mayo, se acuerde formar un grupo de trabajo y que "en julio se haya avanzado para plantear un modelo".

Más complicada es la situación del Real Zaragoza, que atraviesa una grave crisis deportiva y económica. Fuentes del club declinaron hacer cualquier valoración sobre este asunto. "Estamos a tres días de jugarnos el descenso y no vamos a hacer el más mínimo pronunciamiento. No queremos despistar la atención", dijo. Sin aclarar cuanto aportará a la construcción del campo, el club insistió en que quiere estar en la sociedad que lo gestione.

Pero el Ayuntamiento no quiere que contar solo con la DGA y el club para pagar el estadio. Su objetivo pasa por conseguir el apoyo de las cajas de ahorro y, sobre todo, de empresas particulares que reduzcan en la medida de lo posible el esfuerzo económico de las administraciones públicas.

Pero hay más fórmulas. Por ejemplo, el alquiler de los palcos o la captación de fondos publicitarios con la cesión a una firma comercial de la denominación del complejo. También están en estudio operaciones de crédito, en las que podrían participar las cajas, para afrontar los costes de la construcción del estadio.

Etiquetas