Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

El aforo del nuevo estadio no será de un cinco estrellas, pero se podrá ampliar en el futuro

Las instalaciones tendrán 43.000 plazas pero su estructura permitirá llegar a las 50.000. El campo de fútbol de San José costará unos 103,5 millones de euros

El Ayuntamiento de Zaragoza no aspira, de momento, a construir un campo de fútbol de cinco estrellas en el barrio de San José. El nuevo estadio, que tiene un presupuesto estimado de 103,5 millones de euros, dispone de un mínimo de 43.000 espectadores, lejos de los 50.000 asientos exigidos por la UEFA para conseguir la calificación de cinco estrellas. No obstante, la Gerencia de Urbanismo quiere que las estructuras de las instalaciones permitan una ampliación del aforo para obtener la máxima calificación y, por lo tanto, ser la sede de las finales de competiciones europeas.

La Junta de Gobierno Local aprobó ayer los pliegos de condiciones que regirán el concurso internacional de ideas para la redacción del proyecto del nuevo campo de fútbol. El equipo de arquitectos e ingenieros que se encargue de diseñar el complejo percibirá tres millones de euros. El Ayuntamiento también dio luz verde al plan urbanístico de la huerta de Miraflores, en San José, donde se ha habilitado una parcela de 7 hectáreas para las futuras instalaciones.

Entre los criterios generales que se solicitan a los arquitectos que vayan a participar en la convocatoria (la tercera de estas características en seis años), figura el aforo. Según los pliegos de condiciones, la capacidad mínima es de 43.000 espectadores, todos sentados. Se incluyen tanto las localidades para el público, como las especiales y palcos.

El concejal de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, restó importancia a este aspecto. "La estructura estará preparada para 50.000 espectadores, pero se rellenará con 43.000 localidades (8.404 más que la actual Romareda). Para ampliar solo habría que colocar nuevas gradas", destacó. El motivo de no apostar por alcanzar en una primera fase los requisitos de un cinco estrellas es el temor a condenar al Zaragoza a jugar en unas instalaciones semivacías. Además, a mayor número de plazas, el coste es más elevado.

Los arquitectos que redacten el proyecto tendrán que prever "una amplia visera que cubra la totalidad de las localidades". No obstante, se valorará la opción de incorporar un sistema de cubrimiento integral del estadio. El campo no tendrá ni foso ni pista de atletismo.

Aparcamientos

Respecto al aparcamiento, los pliegos establecen la necesidad de incluir un estacionamiento restringido para atender las necesidades de jugadores, técnicos, prensa, ambulancias, seguridad, autoridades... Además, en la parcela habrá una dotación de 500 párquines adicionales, en subsuelo o en superficie. En total, el polígono donde se ubicará el campo tiene unas 2.500 plazas.

Se planteará un palco de autoridades con una capacidad de 300 butacas y otros 40 de alquiler donde podrán ubicarse unas 400 personas. Se tienen que prever 20 cabinas para radio, 6 para televisión y una sala de prensa de 75 pupitres. Habrá zonas administrativas, despachos, salas de reuniones y se deberán incluir espacios para otras actividades: restaurantes, comercios o usos recreativos que puedan prestar su servicio con independencia de la celebración de los partidos de fútbol.

Se han establecido dos fases para el concurso de ideas. En la primer,a se valorarán los currículos de los arquitectos aspirantes. Se puntuará, entre otros aspectos, la experiencia en la redacción de proyectos de instalaciones deportivas. Se seleccionarán entre cinco y siete participantes, que tendrán que presentar un anteproyecto.

El ganador, que se conocerá en julio, tendrá 12 meses para redactar el proyecto. Urbanismo quiere tener el diseño definitivo del estadio en el otoño de 2009 para iniciar los trámites de adjudicación de las obras, que se prolongarán hasta 2011 o 2012.

Etiquetas