Despliega el menú
Zaragoza

LA NUEVA ROMAREDA

Aprobado inicial al nuevo estadio, cuyo diseño estará en otoño de 2009

El teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Carlos Pérez Anadón, anunció el visto bueno inicial por la Gerencia de Urbanismo y el Gobierno de la ciudad -con la única oposición de CHA- al plan parcial del sector, en el barrio de San José, en el que además del estadio se construirán 3.422 viviendas, 892 protegidas.

El Ayuntamiento de Zaragoza aprobó este martes inicialmente el plan parcial para la construcción del nuevo campo de fútbol que afrontará un equipo seleccionado por medio de un concurso de ideas internacional y que tendrá que tener redactado el proyecto, con un coste estimado de 103,5 millones de euros, en otoño de 2009.

Así lo indicó en conferencia de prensa el teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Carlos Pérez Anadón, tras el visto bueno inicial por la Gerencia de Urbanismo y el Gobierno de la ciudad -con la única oposición de CHA- al plan parcial del sector, en el barrio de San José, en el que además del estadio se construirán 3.422 viviendas, 892 protegidas.

Pérez Anadón, tras resaltar que este proyecto cuenta con el acuerdo de 28 de los 31 concejales del Ayuntamiento, precisó que además se aprobaron las bases del concurso de ideas para la redacción del proyecto, con una primera fase de selección curricular de la que saldrán de cinco a siete equipos hasta la elección de uno de ellos para realizar el estadio, prevista para el 31 de julio.

Se estima, agregó Pérez Anadón, que el proyecto básico y de ejecución de cimentación y estructura esté listo en marzo o abril de 2009 y el diseño completo en otoño de 2009, y que las obras puedan comenzar incluso antes de este último plazo.

43.000 plazas cubiertas

Un aforo mínimo de 43.000 plazas cubiertas ampliables a 50.000, sin pista de atletismo alrededor del césped y con un aparcamiento restringido para jugadores, técnicos, directivos, prensa o ambulancias, además de otro adicional no inferior a 500 plazas son algunas de las características que deberá cumplir el estadio, así como contar con un palco de autoridades de 300 plazas mínimo y otros 40 de alquiler con una capacidad no inferior a 400, así como 26 cabinas para radio y televisión y sala de prensa.

Apuntó que el sector tiene una superficie total de 628.721 metros cuadrados, más 235.721 metros cuadrados de sistemas generales adscritos, que el estadio ocupará una parcela de 70.000 metros cuadrados y que en la zona se construirán 3.422 viviendas, 2.530 libres y 892 protegidas en edificaciones de baja más ocho alturas excepto los inmuebles de la avenida principal que podrán alcanzar más altura, dos de ellos hasta 26 plantas.

Destacó también las cesiones al Ayuntamiento, valoradas en 40 millones de euros, -95.370 metros cuadrados de zonas verdes y espacios libres, 184.673 de sistemas viarios, 70.877 para centros educativos, 101.413 para equipamientos deportivos y 36.591 para instalaciones de carácter social- que representan el 77,7 por ciento del sector, así como el terreno para las viviendas protegidas, 1.427 metros cuadrados para otros usos y 22.554 de uso terciario.

Explicó, en ese sentido, la reconversión de 40.638 metros cuadrados de uso productivo (naves) en 22.554 de uso terciario, algo que permite el Plan General de Ordenación Urbana mediante la aplicación de un factor de corrección y que no supone un perjuicio para el Ayuntamiento, como asegura CHA.

Es, aseguró, lo que más interesa al consistorio, ya que el precio de suelo para naves ronda los 100 euros el metro cuadrado mientras la venta de suelo para uso terciario, en lugares semejantes, es de 800 a 1.000 euros el metro cuadrado y, por tanto, rechazó que el Ayuntamiento regale a los promotores 18.000 metros cuadrados, como afirma el concejal de CHA Antonio Gaspar, de quien aseguró que no puede presuponer "buena fe" porque conoce la cuestión.

Sin embargo, en declaraciones a los medios, Gaspar incidió en que el plan parcial tendría que ser el "reflejo fiel" del convenio que en su día se firmó en relación con la ordenación y los beneficios para el Ayuntamiento y, por contra, percibe 18.000 metros cuadrados menos de superficie comercial y se rebajan las exigencias a los promotores, como no tener que cubrir las vías del tren con una aportación de 4,5 millones.

Denunció que el Ayuntamiento ha decido cambiar el estadio de ubicación, pagar dos millones de euros para rescindir el contrato con las adjudicatarias, perder 18.000 metros cuadrados de superficie comercial y rebajar las exigencias a los promotores porque en el equipo de Gobierno no está CHA y porque entre los representantes de los promotores hay "ex miembros del Partido Socialista y del Partido Popular".

Decisión "definitiva y sensata"

 

Por su parte, el portavoz del PP Domingo Buesa valoró la aprobación del plan parcial para la construcción del nuevo estadio, una decisión "definitiva y sensata" frente al "disparate" de mantener el campo en su actual emplazamiento, como defendían, recordó, Gaspar y el alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch.

El concejal de IU, José Manuel Alonso, quien apoyó el nuevo proyecto porque solucionará problemas importantes en el barrio de San José, remarcó que el respaldo de su grupo a cualquier actuación urbanística "garantiza que los beneficios para la ciudad son importantes y que no existe ninguna operación especulativa".

Etiquetas