Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

La Policía detiene a uno de los implicados en la agresión "neonazi" a un joven en Torrero

Más de doscientos vecinos volvieron a condenar ayer en la calle estas agresiones y a exigir "menos control y más medidas".

La Policía ha detenido a un hombre por su presunta participación en la paliza propinada la semana pasada por tres personas de estética "skinhead" a un joven de 30 años en el barrio zaragozano de Torrero, informaron fuentes de la investigación.

La víctima fue agredida la noche del pasado 2 de abril por tres personas que se bajaron de un coche y le propinaron una brutal paliza sin mediar palabra, según informaron fuentes de la Asamblea Antifascista de Zaragoza. Como consecuencia de los golpes, para los que los agresores utilizaron objetos contundentes, la víctima estuvo hospitalizada durante dos días.

 

Los vecinos de Torrero se concentraron ayer en la plaza de Las Canteras para arropar a David, la última víctima de la violencia neonazi en Zaragoza, quien fue atacado el pasado sábado por tres rapados, cuando caminaba por la avenida de América. Muy cerca del lugar de los hechos, más de doscientas vecinos condenaron esta nueva agresión y exigieron al delegado del Gobierno "menos control y más medidas".

La movilización fue organizada por la Asamblea Antifascista de Zaragoza y las asociaciones vecinales y culturales contra el racismo, y contó con el apoyo de representantes políticos del PSOE, CHA e IU. "Hay una gentuza que se dedica a ir en coche, elegir objetivos y atacarlos a sangre fría sin mediar discusión alguna", explicó ayer Adolfo Allué, encargado de dar lectura al manifiesto de condena. De hecho, así fue como atacaron a David, poco después de que se apeara del autobús que le traía del trabajo.

El suceso se produjo sobre las 23.00, a la altura de la calle de Venecia. Cuando el hombre caminaba por la acera de la avenida de América, un coche de color negro le sobrepasó, paró en seco y de él bajaron tres personas de estética skin head. Sin mediar palabra, comenzaron a pegarle, lo tiraron al suelo y le propinaron toda suerte de patadas y golpes en la cabeza y en los riñones. Cuando consideraron que era suficiente, se montaron en el vehículo y se marcharon. David, malherido, regresó como pudo a su casa. Y de allí, se fue al hospital.

Los vecinos del barrio creen que el único motivo por el que eligieron a esta persona como víctima fue su estética, pues llevaba botas de "treking" y una pequeña cresta en el pelo. La investigación policial sigue abierta, pero de momento no se han producido detenciones por este ataque.

Según los convocantes de la concentración de ayer, la agresión de Torrero no fue la única que se produjo este pasado fin de semana. "Este domingo por la mañana, un joven de estética punk escapó de milagro de un ataque en la calle de Santander. Otro fue insultado y pudo escapar en la Vía Pignatelli. También parece que hubo intentos de agresión en la calle de Checa", detallaron. Sin embargo, de todos estos casos no ha informado la Policía. Posiblemente, porque las víctimas no han formulado denuncia.

Críticas al delegado del Gobierno

El concejal del distrito de Torrero, Florencio García Madrigal, acudió al acto de ayer para mostrar su solidaridad con las víctimas de la violencia neonazi. El edil socialista lamentó que estos delincuentes hayan puesto su objetivo en esta zona de la ciudad. "Este ha sido tradicionalmente un barrio de izquierdas y existe un marcado estilo reivindicativo, que hace que existan asociaciones muy activas", señaló. "Se trata además de un barrio que acoge a gente de muy diferentes razas, religiones y colores", añadió.

Por su parte, la concejal de CHA Carmen Gallego reivindicó también "una calle para todos, por diferentes que sean sus creencias o ideologías". "Debemos decir no a esta violencia -apuntó-, para que Zaragoza se convierta en una ciudad donde se fomente la tolerancia y el respeto". La edil fue crítica con la actitud del delegado del Gobierno, Javier Fernández, al que invitó a "hacer cumplir las normas básicas de convivencia".

El coordinador general de IU-Aragón, Adolfo Barrena, también solicitó a Fernández que "se tome muy en serio que Zaragoza no puede ser punto y lugar de encuentro de bandas nazis". A juicio de Barrena, "los ciudadanos no se merecen estar protestando cada cierto tiempo porque se ha producido una agresión". En este sentido, pidió que "simplemente, se aplique la ley" y que la Policía actúe.

Como es habitual ya en este tipo de concentraciones, la Jefatura Superior de Policía dispuso un importante operativo, con varios furgones de la Unidad de Protección y Reacción. Pero no se produjo ningún incidente.

Etiquetas