Despliega el menú
Zaragoza

EXPO 2008

La pasarela de Delicias se completa en una semana y quedará suspendida a fin de mes

Los 48 cables del tablero se empezaron a atirantar el martes con el apoyo del gran mástil metálico, de 90 toneladas de peso.

El montaje de la pasarela de Delicias finalizará en una semana con la unión de la rampa creada junto a la estación con el tramo que sobrevuela ya el nuevo trazado de acceso de la A-68. Las empresas contratistas, Ferrovial-Agromán-Ocinsa, tienen previsto retirar los apoyos provisionales a partir del viernes, por lo que el tablero quedará definitivamente en el aire con sus 240 metros de longitud para unir los barrios de Las Delicias y La Almozara antes de que finalice este mes.

El entramado metálico estará suspendido en el vacío gracias a una red de 48 péndolas (cables) que lo sustentarán con el apoyo del gigantesco mástil, de 28 metros y anclado al suelo con sus 90 toneladas de peso mediante dos patas. Los cuatro cables principales, de los que cuelgan el resto, se empezaron a atirantar el martes, un trabajo que todavía se alargará unos días. Para ello, se utilizan gatos hidráulicos, que los pondrán en carga con una tensión de 150 toneladas. Fuentes oficiales señalaron que ya se ha ejecutado la mitad de esta operación.

Su capacidad superará con creces el propio peso del tablero, que ronda las 350 toneladas. Sobre su estructura metálica, de 150 toneladas, se ha incluido una losa de hormigón de 15 centímetros.

Una de las tres piezas de la pasarela pendiente se instaló ayer por la noche, por lo que solo restan unos 40 metros para acabar este paseo peatonal elevado. Uno de los empalmes pendientes es un mirador que, junto a la terminal de autobuses, ofrecerá unas vistas privilegiadas del entorno de la Expo y del gran parque equipado que se pretende urbanizar en La Almozara.

Las contratistas concluirán los remates el próximo mes, pero los peatones no podrán cruzar hasta el próximo junio. La explicación es lógica, ya que su entorno inmediato está en plenas obras de urbanización para acabar para la Expo el cierre del Tercer Cinturón, el túnel de salida de la A-68 y el nuevo paseo de la estación (lo que eran los antiguos accesos de la autopista).

La pieza más reconocible del diseño del ingeniero oscense Juan José Arenas es el vano principal, de 90 metros de longitud y que cuelga sobre la A-68. También llama la atención de los usuarios de la estación el inicio de la pasarela, una rampa que se va elevando desde la zona de estacionamiento de taxis del vestíbulo y que conecta con el segundo tramo, de forma curva, que salva los viales del cinturón.

La estructura acaba con el vano principal, cuyo extremo norte descansa en una estructura junto a la estación de la telecabina y el futuro paseo del agua. Para salvar la diferencia de cota, las adjudicatarias instalarán escaleras y dos ascensores -pensados para dar servicio a disminuidos y con capacidad para ocho personas-.

Etiquetas