Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Cuatro niños heridos, dos en la uci, tras un atropello en Miguel Servet

La víctima más grave es una menor de 11 años que sufre traumatismo craneoencefálico.

Cuatro menores, de edades comprendidas entre los 9 y 13 años, resultaron ayer heridos en un atropello registrado en la calle de Miguel Servet, a la altura del palacio de Larrinaga. Al cierre de esta edición, tres de las víctimas permanecían ingresadas en el Hospital Infantil, dos de ellas en la uci. La cuarta había recibido el alta.

Los menores se dirigían sobre las 14.45 al colegio Bajo Aragón, ubicado en la calle del Padre Chaminade, cuando fueron arrollados por una furgoneta de la empresa Proydel. Según informó la Policía Local de Zaragoza, el conductor era un ciudadano rumano de 39 años, identificado como Cornel V. Aunque la investigación sigue abierta, fuentes próximas indicaron que este pudo saltarse dos semáforos. De hecho, así lo han declarado algunos testigos.

El propio conductor parece que reconoció a los agentes, que instruyeron el atestado, que se había despistado. El hombre se sometió voluntariamente a la prueba de alcoholemia y el resultado fue negativo

Como consecuencia del impacto, resultaron heridos dos hermanos, Alejandro y María B., de 9 y 12 años, respectivamente; una menor de 13, Isabel G.; y otra chica de 11, Nerea T. Según fuentes del Gobierno de Aragón, todos ellos fueron trasladados en ambulancias del 061 al Hospital Infantil.

La víctima que presenta mayor gravedad es la de 11 años, que sufre traumatismo craneoencefálico y su pronóstico es reservado. La niña permanecía anoche ingresada en la uci, al igual que el único varón atropellado, cuyo pronóstico es menos grave. La hermana de este último se encontraba en planta. En cuanto a Isabel G, recibió el alta por la tarde.

"Hemos escuchado un fuerte golpe y hemos acudido enseguida", explicaban ayer varios operarios de una empresa de mudanzas, que trabajaban junto al lugar del suceso. "Han quedado dos niños tirados en el paso de cebra. El chaval tenía la cara ensangrentada, pero la niña se ha quedado completamente inmóvil. De hecho, no se ha movido hasta que han llegado los médicos", añadían, recordando los angustiosos momentos.

Etiquetas