Despliega el menú
Zaragoza

EXPO 2008

La Expo devolverá la navegación de recreo al tramo urbano del Ebro el próximo 1 de junio

La flota, integrada por cinco embarcaciones, se someterá a pruebas a finales de mayo. El viaje de ida y vuelta desde el azud a Ranillas costará 14 euros, aunque la compra anticipada tiene ahora un 12% de descuento.

La recuperación de la navegación de recreo en el tramo urbano del Ebro tiene finalmente fecha. La contratista del transporte fluvial, Turismo Ebro Fluvial, iniciará la explotación el próximo 1 de junio, lo que permitirá a cualquier ciudadano viajar del azud de Vadorrey al meandro de Ranillas disfrutando de una visión única y casi inédita de la capital aragonesa.

El director de la empresa, Alberto Frutos, adelantó que la flota se someterá a pruebas en el cauce en la segunda quincena de mayo. La primera de las cinco embarcaciones ya está a la espera en el puerto barcelonés de Arenys de Mar, mientras el resto se encuentra en la última fase de fabricación en las plantas que tiene la empresa Mw Line en Suiza y Croacia. "No traeremos los barcos a la ciudad hasta que no esté comprobado y probado el azud y se pueda garantizar una lámina estable de agua. Traer el que tenemos en Barcelona en un camión góndola solo nos costaría un par de días", subrayó.

Para garantizar el servicio, la concesionaria va a contratar una plantilla compuesta por una treintena de personas, de las cuales una decena serán patrones de cabotaje. El jefe, de origen zaragozano, ya fue contratado y está al frente de la selección, a la que se han presentado marinos mercantes con larga experiencia. "La plantilla se completará con cinco o seis marineros, siete azafatas y otros tantos responsables de venta en taquillas", apuntó.

Con este personal se podrá garantizar un amplio servicio de transporte a la Expo a cerca de 4.000 personas diarias durante los tres meses del verano. Los trayectos comenzarán en Vadorrey a las 9.30, media hora antes de la apertura del recinto de Ranillas, y se alargarán hasta las 22.30, después de que acabe la programación de la 'Expo día'. Habrá una parada intermedia en el embarcadero del Club Náutico, junto a la plaza del Pilar. "En función de la demanda, ajustaremos el horario, y la frecuencia, que prevemos que sea de doce minutos", explicó.

Los pasajeros deberán desembolsar catorce euros por un tique que les permitirá hacer el trayecto de ida y vuelta, que se podrá hacer completo -con una hora de duración- o dividido por tramos. Con este fin, el papel incluye cuatro pestañas: una servirá para el tramo entre los embarcaderos del azud y del Náutico y otra para el Náutico-Ranillas, y la viceversa.

La venta comenzó hace más de un mes en un puñado de agencias de viajes de las tres provincias aragonesas, aunque los acuerdos de comerciaalización se están ampliando "casi diariamente" e incluso se ha pactado la venta con un grupo con implantación nacional. La compra anticipada estará bonificada hasta junio con un 12% de descuento. A partir de esa fecha también se podrán comprar los tiques en las taquillas que se habilitarán en los tres embarcaderos de la ciudad.

Los que pretendan utilizar asiduamente el servicio de transporte fluvial tienen a su disposición bonos de una semana, un mes y tres meses. "Están pensados para trabajadores de la Expo que quieran evitarse la aglomeración de coches", indicó.

Expoagua y Turismo Ebro Fluvial calculan que más de 350.000 personas viajarán a Ranillas durante la muestra en estos barcos electrosolares, lo que evitará la emisión de 42.900 kilogramos de dióxido de carbono.

Cáterin a bordo

También se podrá contratar para celebraciones y actos uno de los dos barcos de mayor capacidad, el Félix de Azara, que tiene una capacidad máxima de 50 plazas para este uso. De hecho, la concesionaria ya tiene cerrados varios contratos con empresas, que incluyen servicio de cáterin. "Tenemos muchas solicitudes y para varios días ya no podemos reservar a estas alturas", añadió Alberto Frutos.

Etiquetas