Despliega el menú
Zaragoza

EXPO 2008

Manuela Gatto: "Tuvimos que simplificar las fachadas del Pabellón Puente por los plazos"

Zaha Hadid dejó en manos de esta arquitecta italiana de 35 años, el proyecto y dirección de obra del Pabellón Puente. Ha participado en el diseño de la sede central de BMW en Leipzig y en los planes urbanísticos de Olabeaga y Zorrozaurre, de Bilbao

Patxi Mangado opina que el Pabellón Puente es la mejor obra de Hadid. ¿Opina lo mismo?

(Tarda unos segundos en responder). Yo creo que hay muchas obras muy buenas y son todas muy diferentes. Pero es una de sus obras más singulares. Por supuesto.

Sin embargo, los ingenieros Arenas y Martínez Calzón consideran que es un derroche de medios y fruto de un error conceptual. ¿Qué le parece?

Un ingeniero puede tener su idea de un ideograma estructural, aplicarlo y salir una obra bonita. Pero cuando es un ideograma muy racional admite poca variabilidad. Y cuando combinas una obra de ingeniería, como es puente, con una de arquitectura, como un pabellón, hay que buscar un compromiso. Ahí está la ventaja de esta obra. Los ingenieros se olvidan de que esto es un pabellón. Si fuera solo un puente habría salido otra solución. Es una obra de ingeniería y de arquitectura.

¿Considera que será el símbolo de la Expo y de la ciudad?

Esperamos que sí. Claro que sí. Veo que hay mucho interés por este proyecto. Sale continuamente en la prensa. Cuando cojo los taxis, saben cuándo empezó el lanzamiento del puente, los días que duró… Lo saben todo. Es muy interesante.

¿Cree que ambos puentes están demasiado pegados?

No es tanto una cuestión de que estén o no pegados, sino que son completamente diferentes. Creo que el Pabellón Puente es un elemento más urbano que el Tercer Milenio, pensado para estar en la periferia. Es como un símbolo de la velocidad, de la carretera. Pero dentro de diez años, cuando Zaragoza crezca en esta dirección y Delicias y La Almozara se conviertan en elementos más urbanos, se verá la diferencia entre un puente y otro.

¿Por qué se ha disparado el coste de la obra?

Estamos tan metidos en el plazo de la obra que no me he preocupado de eso. No puedo confirmar nada porque no lo sé. Se lo juro. Y el control de los costes lo está llevando el propio equipo de la Expo, que son las personas más oportunas para contestar.

Las constructoras aducen que es por la complejidad del proyecto y por los plazos. ¿Lo comparte?

Los plazos son muy ajustados, pero cómo inciden en el coste no se lo puedo decir porque no lo sé.

El Pabellón Puente acumula medio año de demora. ¿Existe algún riesgo de que no se llegue a tiempo?

Como lo veo ahora, no hay ninguno. Dragados reforzó muchísimo su equipo en septiembre. La ventaja extraordinaria es que pusieron mucha gente de edificación con óptima experiencia en obras difíciles, como las torres de Madrid. Estos técnicos han llegado con su equipo y han trabajo muy bien.

¿Han tenido que sacrificar parte del proyecto por los plazos?

Un poco sí. Algunas simplificaciones en la fachada. En algún momento llegué a tener miedo a que fueran más. Al final, ha habido pocos cambios y no creo que afecten.

¿Solo ha afectado a la fachadas?

Ni siquiera todas. En las áreas expositivas, que ya iban a quedar a oscuras, se han cubierto las ventanas directamente en el interior con pladur corrido. La ventaja es que las ventanas existen, solo que no está rematado el interior porque el trabajo era muy largo y entonces los plazos sufrían. Pero después se podrán abrir de forma sencilla.

¿La premura puede condicionar la calidad de los acabados?

Hasta ahora no lo estoy viendo en obra. Igual, al final… Los contratistas y subcontratistas son muy buenos y trabajan muy bien con presión.

¿Cuál ha sido el momento más crítico de la construcción?

El lanzamiento del puente, a finales del año pasado.

¿Le ha quitado el sueño en algún momento?

(Se ríe). Desde el principio. Le he dicho a Hugo Corres (ingeniero que ha colaborado en los cálculos) que tengo problemas para dormir y él me ha dicho que también. Aunque en su caso no sea específicamente por esta obra.

Ibercaja se quedará con el pabellón tras la clausura de la Expo. ¿Qué tipos de usos le gustaría que tuviera?

Lo mejor sería que mantuviera el uso como centro de exposiciones, con la reforma que fuera necesaria hacer.

¿Un puente cubierto puede convertirse es un foco de problemas tras la Expo?

Es una cosa que hemos pensado mucho. Claramente, lo querremos discutir con el usuario final del puente.

¿No dará reparos cruzarlo por la noche?

Por el día entiendo que deberá quedar abierto, pero de noche habrá que poner algún medio de control nocturno. Tiene razón en que, si fuera abierto, el tránsito sería más sencillo.

Una última pregunta. Zaha Hadid es la única arquitecta de la Expo que solo ha acudido en una ocasión a visitar su obra. ¿No le gusta Zaragoza?

No es eso. Vino hace un año y tenía intención de venir otra vez coincidiendo con el concurso que ganamos en Madrid para la Ciudad de la Justicia. Su logística es muy complicada y no ha podido acercarse a Zaragoza. Pero nosotros la mantenemos informada continuamente, le envíamos fotos y tengo reuniones con ella en Madrid. El problema es que su agenda es una cosa increíble. No llega a estar más de un día en la misma ciudad.

Etiquetas