Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

"El Calamar Bravo" lleva al contencioso la ruina declarada por Urbanismo

Intenta quedarse en la calle de Moneva, pero ya prepara un local en Cinco de Marzo.

Los propietarios de "El Calamar Bravo" acudirán a los tribunales para intentar frenar su marcha de la calle de Moneva. Interpondrán un contencioso administrativo contra el Ayuntamiento de Zaragoza por declarar el edificio en el que se ubica, en el número 5 del mismo vial, en estado de ruina económica.

Los dueños de este conocido local de bocadillos del centro de Zaragoza acudirán a los tribunales después de que Gerencia de Urbanismo desestimara todos los recursos de reposición presentados para frenar este expediente. "Es el último paso que nos queda ahora", explicó Joaquín Navarro Pellicer, que junto a su hijo regenta este local.

La empresa propietaria de los números 3 y 5 de la calle de Moneva, Cuarte Desarrollos Urbanísticos, pidió en diciembre de 2004 al Ayuntamiento la declaración de ruina de los mismos. Solo prosperó la petición para el número 5, donde se ubican los bares "El Calamar Bravo" y "La Tropicana".

La catalogación de ruina económica de un edificio significa que la inversión necesaria para su rehabilitación es superior al 50% del valor de la finca. Además, exime a la empresa promotora de pagar indemnizaciones a los inquilinos, que están obligados a abandonar los locales.

Sin embargo, el "El Calamar Bravo" no está dispuesto a dar por perdida la batalla, aunque ya está buscando alternativas por si finalmente el juez decide fallar en su contra. De momento, ha localizado otro local en la calle de Cinco de Marzo. "Es una manera de hacer la transición poco a poco por si acaso perdemos el juicio, que se puede alargar en el tiempo. No sabemos lo que puede pasar", detalló Navarro. Solicitaron hace unas semanas la licencia de obra y "en cuanto nos la concedan haremos el proyecto de reforma lo más rápidamente posible", puntualizó. No obstante, en la puerta del local de Moneva ya se informa a los clientes de su próximo traslado.

El nuevo establecimiento se encuentra a la altura del número 14 y tiene 130 metros cuadrados en planta, con un sótano de 200 metros. "Va a ser mucho más cómodo que el actual, será más amplio, pero nos mantendremos en la misma línea que el actual", manifestó el propietario.

Según Navarro, es "pura casualidad" que el nuevo "Calamar Bravo" vaya abrir a pocos metros de "La Mejillonera". "Hemos mirado muchos locales en el centro de la ciudad, pero hemos tenido muchas dificultades para encontrar uno. Las comunidades de vecinos son muy reacias a la hostelería. Al final, hemos tenido suerte", comentó.

Fuentes de Cuarte Desarrollos Urbanísticos, propietaria de la finca, aseguraron que desconocían las intenciones del bar "El Calamar Bravo", y recordaron que recurrieron la decisión del Ayuntamiento de Zaragoza de no declarar en estado de ruina el número 3 de Moneva, donde se ubica "La Mejillonera". "Estamos pendientes de las decisiones judiciales", manifestaron las mismas fuentes.

Etiquetas