Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Más de seis meses sin casa de juventud en Casablanca

Las instalaciones llevan cerradas desde el pasado mes de septiembre, cuando una tormenta inundó el centro. El Ayuntamiento asegura que no encuentra locales vacíos para trasladar las actividades.

Medio año. Ese es el tiempo que lleva cerrada la Casa de Juventud de la calle de la Ermita, en el barrio de Casablanca, desde que el pasado mes de septiembre se derrumbó por una tormenta parte del techo de las instalaciones y se estropeó parte del sistema eléctrico. A este local acudían diariamente casi cien chavales para desarrollar diferentes actividades.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Casablanca, José Antonio Bergua, criticó la "falta de atención" del Ayuntamiento de Zaragoza a este problema que se prolonga ya durante muchos meses. "No eran unas instalaciones modélicas, pero este centro hacía una labor social muy importante en sector", manifestó Bergua. Desde que se tuvo que cerrar por este percance, en la puerta del centro se puede leer un cartel informando de que la casa de juventud está clausurada.

El representante vecinal consideró "poco acertado" la solución provisional que les ha ofrecido el Área de Acción Social del Ayuntamiento de Zaragoza. Les ha facilitado un pequeña sala, con capacidad para 23 personas, en el sótano del centro cívico del distrito. "Es una alternativa que no sirve, la gente no cabe y lo único que pueden hacer los chicos es estar por la calle o ir a un bar. Los educadores hacen lo que pueden en esta situación", señaló el presidente de la asociación de vecinos.

Bergua recordó que los vecinos de Casablanca ya habían tenido mucha paciencia y habían confiado en que el Consistorio zaragozano les aportara una solución. "Una solución que no llega y ya ha pasado medio año", manifestó el presidente de la asociación de vecinos.

De momento, han anunciado que la entidad vecinal celebrará una asamblea a final de mes para decidir si llevan a cabo movilizaciones. De hecho, no descartan convocar alguna manifestación. "Los vecinos quieren salir a la calle porque están hartos de que no se atiendan sus peticiones", explicó el representante vecinal.

Respuesta municipal

Por su parte, fuentes de Acción Social del Ayuntamiento de Zaragoza reconocieron la situación en la que se encontraba la Casa de Juventud de Casablanca desde el pasado mes de septiembre, aunque aseguraron que se habían buscado alternativas. De hecho, comentaron que se habían intentado alquilar locales en el barrio para trasladar allí las actividades sin ningún éxito. Estuvieron a punto de arrendar un espacio en la calle de Las Nieves, pero alguien se adelantó.

Ante esta falta de espacios, las mismas fuentes recordaron que se había preguntado a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), propietaria de las actuales instalaciones, sobre el futuro de este local y se ha encargado un informe a Arquitectura para evaluar las obras que se tienen que llevar a cabo para poder volver a abrir el edificio. En estos momentos, se está pendiente de este documento, aunque fuentes municipales no garantizaron que haya financiación necesaria para acometer los trabajos este mismo año.

No obstante, las mismas fuentes aseguraron que se les había ofrecido como alternativa de momento alguna sala en el centro cívico de Casablanca.

Etiquetas