Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

El tráfico de la trasera de la intermodal se desviará dos meses por La Almozara

Los coches tendrán que ir por la avenida de la Autonomía por las obras del Paseo del Agua.

Circular por Zaragoza será todavía un poco más difícil. Las obras del futuro Paseo del Agua obligarán a partir del próximo 26 de marzo a desviar el tráfico de la A-68 por la avenida de la Autonomía, en el barrio de La Almozara. Se calcula que estos trabajos duren dos meses y estarán terminados para la Exposición Internacional de 2008.

Así, 30.000 vehículos diarios de la A-68, según estimaciones del propio Área de Movilidad Urbana, tendrán que utilizar desde la plaza de la Ciudadanía el nuevo trazado de la autovía y, a la altura de Fray José Casanova (rotonda de Puerta Sancho) entrar a la avenida de la Autonomía y volver a salir a la A-68 cuando se llega a la estación de Delicias. Para entrar a la ciudad, los desvíos serán similares (más información en el gráfico adjunto). Estos desvíos también acabarán afectando a los coches que entran y salen por la avenida de Navarra y utilizan las principales calles de La Almozara (otros 44.000 coches).

De momento, no será necesario desviar las líneas de autobús que pasan por La Almozara (42 y 142), aunque sí que se reforzarán con vehículos porque se prevén complicaciones en la circulación de la zona. De hecho, dependiendo de cómo responda el tráfico, también se ha previsto una alternativa complementaria. Previo acuerdo con la junta de distrito, se evitaría la entrada del 42 al barrio. Los autobuses circularían por el paseo de María Agustín (o Diputados), para continuar por las avenidas de Madrid y de Navarra. "Se dispondrían lanzaderas gratuitas que conecten la plaza de Europa con Puerta Sancho, aunque esta opción se verá más adelante", explicó la teniente de alcalde de Servicios Públicos, Carmen Dueso. Estas lanzaderas tendrían una frecuencia de diez minutos.

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Gimeno, pidió paciencia a los zaragozanos por estas nuevas molestias, aunque recordó que todas estas afecciones son para abordar "obras importantes de las que todos nos sentiremos orgullosos", manifestó. "Son trabajos necesarios para afrontar la Expo con éxito", comentó Gimeno.

El edil, además, hizo hincapié en la transformación que sufrirá toda el tramo que va desde la estación del Portillo hasta la estación de Delicias con el proyecto de la Milla Digital. Allí, se prevén dos nuevos equipamientos: el Centro de Arte y Tecnología (redactado el proyecto) y el Museo de la Milla, donde está previsto que se traslade la gran maqueta de la ciudad que se expondrá durante la Expo en el Pabellón de Zaragoza.

El consejero delegado de Zaragoza Alta Velocidad (ZAV), José Luis Abad, también pidió paciencia a los zaragozanos por las molestias que generará la transformación urbanística.

Etiquetas