Despliega el menú
Zaragoza

SANIDAD-ARAGÓN

Noeno niega falta de camas o personal en Urgencias del Servet, pero arrecian las críticas

El Defensor del Paciente pide al fiscal jefe que abra una investigación por la muerte de un paciente en un box. El colapso se alivió ayer notablemente, y la consejera asegura que se trabaja para mejorar el servicio.

La resaca de la jornada del jueves en Urgencias del Hospital Miguel Servet, en la que se vivió una saturación sin precedentes con más de 100 pacientes a la espera de camas o pruebas diagnósticas, ha llegado acompañada de un debate sobre la difícil planificación de este servicio y de duras críticas de asociaciones de pacientes y de la oposición.

Por una parte, la consejera de Salud y Consumo, Luisa Noeno, insistió ayer en que, aunque los trabajadores y los gestores "desearían que todo el mundo fuera ingresado en planta a tiempo, hay días de mucha demanda, especialmente en el Miguel Servet". "La presión en este hospital se produce por muchos motivos, y el reto de todos los servicios de Urgencias es la gestión de camas, algo que resulta muy difícil para los coordinadores", añadió.

De hecho, el problema suele ocasionarse cuando los pacientes llegan a Urgencias pero no hay camas libres en planta para quedar hospitalizados si lo necesitan.

Esto sucede porque las habitaciones están ocupadas por otros pacientes, muchos de ellos, quirúrgicos. Así, los que han llegado a Urgencias quedan a la espera de una cama libre en este servicio, a veces, incluso días. Poco a poco, se van llenando las salas de observación (hay 3 en el Servet) y, cuando estas han superado con creces su límite, las personas acaban esperando en los pasillos, hasta el punto de que en el Servet ya hay dos huecos de los mismos que se han habilitado como salas, y que son camas cruzadas, pero colocadas de forma un poco más ordenada.

Noeno, que aseguró que la situación mejoró notablemente en Urgencias ayer (se ingresó de golpe a 20 pacientes) rechazó de plano que aparte de la gestión de camas haya otro tipo de problemas.

"Rotundamente no falta personal ni camas", enfatizó. Sobre las contrataciones, insistió en que ahora hay en este servicio unos 40 facultativos, mientras que antes no llegaban a 20. Además destacó que las instalaciones se han ampliado y que se ha mejorado la coordinación dentro del servicio y con otras especialidades.

Sobre las camas, aseguró que no hay una falta de las mismas, y dio a entender que aumentarlas solo conllevaría más presión. "A más camas, más presión; a más presión más consultas, y a más consultas, más listas de espera", ejemplificó.

Además, y durante la segunda sesión clínica interhospitalaria de Servicios de Urgencias de Aragón, que inauguró, agradeció el esfuerzo de los trabajadores y apuntó que su deseo sería ahondar en el fenómeno del efecto llamada en los recursos sanitarios.

Como ejemplo, citó el caso de Ejea de los Caballeros. Aquí, entre julio y diciembre de 2007, se asistieron 956 urgencias. Antes, muchas de ellas hubieran sido conducidas al Clínico, pero en 2007 solo fue preciso derivar 154, el 15,5%. "Sorprendentemente, y a pesar de esto, la presión en el Clínico no ha disminuido nada. Este fenómeno merecería un estudio desde el punto de vista sociológico, económico y cultural", afirmó. Agregó, además, que sigue en marcha un Plan Integral de la Urgencia y la Emergencia Sanitaria en Aragón, que se está consensuando con los expertos.

"Falta de dignidad y respeto"

Nadie dijo que sería fácil gestionar un servicio tan complicado como Urgencias, pero asociaciones y partidos políticos insistieron en que todo tiene un límite y tildaron de "inaceptable" lo que ha sucedido esta semana en el Servet.

En concreto, la presidenta de la asociación del Defensor del Paciente, Carmen Flores, remitió ayer una carta al recién nombrado fiscal jefe de Zaragoza, Alejandro Fernández Furquet.

Lo hizo porque, durante el jueves, un paciente que llevaba varios días en Urgencias del Servet y tenía una enfermedad terminal falleció en un box. Fuentes sanitarias concretaron que estuvo acompañado por sus familiares y que nada se podía haber hecho por su vida, pero es una muestra más de que el hospital no liberó camas en planta.

Entre otras cosas, la misiva recalca "la falta de dignidad y de respeto que se ha cometido en unas vergonzosas urgencias sin intimidad ni la más mínima consideración hacia el paciente, máxime en la situación de esta persona, a la que se le debería haber puesto en una habitación con sus seres queridos".

"No es algo puntual"

Por otra parte, el portavoz de Sanidad del PP en Las Cortes de Aragón, Ricardo Canals, insistió en que este tipo de situaciones "no son puntuales, como quiere hacer ver la Administración" y añadió que se han cronificado.

Canals indicó que la última responsabilidad de la "mala gestión" que sufre Urgencias del Servet la tiene el presidente autonómico, Marcelino Iglesias. "El Gobierno pretende solucionar el problema de las urgencias inyectando dinero y luego inaugurando instalaciones, pero el tiempo y los pacientes nos están diciendo desde hace años que ese no es el problema. La única estrategia válida debería ser atender a los enfermos en plazo y calidad", aseguró el portavoz del PP.

Por otra parte, reprochó a la consejera las expectativas creadas ante la apertura de las nuevas Urgencias del Servet, entregadas completamente hace más de medio año. "Noeno prometió que no habría más camas cruzadas en este servicio, y estamos viendo todo lo contrario", concretó. "Es intolerable que el Gobierno de Aragón sea insensible ante el hacinamiento que sufren los pacientes".

Etiquetas