Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Zaragoza

Zonas verdes y prioridad para peatones y comercios: así serán las calles del futuro

La calle Santiago Lapuente, en el barrio Jesús, será remodelada y precisará de la colaboración vecinal.

Los escalones dificultan la accesibilidad de la calle Santiago LapuenteCarlos Martín La Moneda

Un espacio cómodo para los peatones, que potencie la relación vecinal, el desarrollo del comercio local y que suponga un hábitat saludable. Así se plantea la calle Santiago Lapuente del futuro, una vía del barrio Jesús que va a ser remodelada siguiendo el proyecto redactado por el arquitecto Carlos Martín La Moneda y Sers Consultoría de Ingeniería y Arquitectura S.L., que a su vez ha sido coordinado por el área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza.

La calle se encuentra dentro de la ‘supermanzana’ definida por la avenida Cataluña, la calle Muel, la avenida Puente del Pilar y el paseo de la ribera, lo que permite transformarla en una vía residencial en la que los peatones tengan prioridad frente a los vehículos (residenciales). Este diseño urbano quiere propiciar que los niños jueguen en la calle, que los comercios y locales muestren su actividad en la vía pública y que los vehículos, a velocidad muy reducida (20 km/h), transiten únicamente cuando lo necesiten.

Santiago Lapuente también presenta una serie de problemas, puesto que los accesos a las viviendas y locales actuales cuentan con una serie escalones, lo que no cumple con la normativa de accesibilidad establecida. Además, se ha detectado tras los estudios de la calle un importante volumen de locales cerrados y una comunidad con tendencia al vandalismo del espacio urbano, lo que ha creado malestar vecinal.

Ante las oportunidades y problemáticas, el proyecto municipal propone crear un eje central compartido (peatón y vehículos) donde el peatón tenga prioridad. Además, se favorecerán las zonas verdes, que podrán ser diseñadas por cada comunidad vecinal y por los propietarios de los locales en planta baja, lo que supone una implicación de la ciudadanía. Por ejemplo, junto a los bares se plantea crear un pavimento verde que permita la colocación de terrazas, y frente a la escuela infantil una opción es habilitar una zona verde vallada donde los niños puedan jugar.

El novedoso proyecto acaba de ser presentado a los vecinos, una obra que estaba en presupuestos y que los residentes del barrio Jesús se alegran de que “por fin vea la luz y se cumpla con lo acordado, algo que no ha pasado con otras obras o mejoras que ya teníamos hilvanadas con el Ayuntamiento”, cuenta Raúl Gascón, presidente de la Asociación de Vecinos Barrio Jesús. Es el caso de la ampliación de la línea de autobús 21, un asunto que se puso sobre la mesa cuando la línea 60 se habilitó en Santa Isabel a finales de 2017.

Tras el parón vacacional, el colectivo vecinal recupera su acción reivindicativa con esta petición en materia de movilidad y espera “pulir aquellos temas que tenemos abiertos y que habrá que solucionarlos antes del término de este ejercicio”. Otro de los que más les preocupa es que no caiga en el olvido la licitación de la partida presupuestaría destinada a la redacción del proyecto del centro de salud del barrio Jesús, primer paso para su futura construcción.

La falta de actuación en los solares del barrio sigue siendo uno de los problemas principales con los que se encuentran los vecinos, porque “no solo hay falta de salubridad en los solares, sino que salpica tanto a las viviendas colindantes como al barrio general”, explica el colectivo vecinal. El barrio dispone de más de 40 solares vacíos, y los vecinos lamentan que “a diferencia de otras zonas de la ciudad donde sí que se actúa, acondicionándolos como aparcamientos o como zonas de recreo, en el barrio Jesús, en los más de 10 años que llevamos reivindicándolo, no se ha hecho nada”.

Cierra el listado de peticiones históricas la construcción de equipamientos deportivos. Las limitaciones con este asunto son claras: se necesitan espacios (suelos, solares…) para desarrollar pistas deportivas o pabellones, y por lo tanto “somos extremadamente celosos con los pocos suelos que provienen de las dotaciones de las juntas de compensación para desarrollar equipamientos. No podemos permitir que se empleen para cualquier actividad”, apuntan desde el colectivo vecinal.

El solar de la calle Marqués de la Cadena, debido a su superficie cercana a los 12.000 metros cuadrados, tiene como destino el albergar la construcción de un pabellón deportivo, que junto a unas pistas exteriores, de servicio al barrio y sobre todo a los colegios colindantes, los cuales carecen de esta infraestructura. La primera actuación tiene que pasar por fijar el uso de su suelo como deportivo y por rehabilitar el solar, acabando con su actual degradación. Después, los vecinos proponen comenzar por la definición de las pistas exteriores.

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo