Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Zaragoza

Nueva oportunidad 'de cine' para el Mercado Doctor Casas

Tres jóvenes animadoras han transformado uno de los pasillos del mercado casi abandonado en su base de operaciones.

Alicia, Paloma y Cris, en su estudio zaragozanoC. I.

 

Un océano, un campo de trigo y un árbol milenario son tan solo algunos de los escenarios de fantasía que se encuentran, en estos momentos, en el interior del antiguo Mercado Doctor Casas de la capital aragonesa, espacio que desde hace unos meses cuenta con unas nuevas inquilinas: Cris Vilches, Alicia Bayona y Paloma Canónica.

Con el paso del tiempo, establecimientos como la carnicería de Antonio Vela o la pollería de Santiago han ido abandonando el emblemático mercado ubicado en pleno centro de Zaragoza, debido al declive que han ido sufriendo estos espacios con la aparición de los grandes centros comerciales y el cambio del modelo de consumo de la sociedad actual.

En la actualidad, en su interior tan solo permanece abierto un puesto de alimentación: el que regenta Rogelio Sorribas. O al menos, así era hasta hace unos meses cuando unas curiosas vecinas se instalaron en el mercado. Debido a la dificultad a la hora de encontrar un local, las tres jóvenes animadoras vieron en este hecho una oportunidad de asentar su estudio de animación.

“Yo he pasado casi toda mi vida en este mercado”, explica Cris Vilches, zaragozana de 26 años e hija de Santiago, dueño de la pollería. “Estuvimos un tiempo buscando un local para establecernos pero debido a nuestro trabajo requerimos de un espacio bastante amplio para los escenarios y nuestros materiales y eso encarecía mucho las cosas. Mi padre acababa de cerrar el puesto pero sigue pagando el alquiler, por lo que decidimos sugerirle a él y al resto de comerciantes la idea de mudarnos aquí”, asegura.

Y, dicho y hecho, eligieron uno de los pasillos interiores del mercado para instalar sus mesas de manualidades, plagadas de pinceles, lápices de colores, pegamentos, lupas, lámparas y pequeños objetos de artesanía. Entre varias lonas, que hacen las veces de paredes, y numerosas cajas; las jóvenes desarrollan una actividad frenética que les ocupa más de 30 horas a la semana. Un trabajo que compatibilizan con otros empleos con los que tratan de ganarse la vida.

Vilches, directora de 'Retweet' (2017), conoció a Canónica (28), original de Suiza, realizando un máster de animación e ilustración en Galicia. Su primer proyecto juntas sería el cortometraje de animación ‘Fres Boi’, como parte de las prácticas que realizaron para OQO Animación. Fueron los sucesivos éxitos cosechados en distintos festivales los que les animarían a seguir en esta línea.

En el caso de Canónica, la apuesta supuso abandonar su país natal, aunque mantiene su trabajo como ilustradora desde la distancia. “Me mudé en verano al barrio de las Delicias, la verdad es que estoy muy contenta de haber dado este paso”, asegura.

Bayona (28), la tercera en sumarse a esta aventura de cine, fue compañera de Bellas Artes de Vilches en Teruel. “Siempre hemos querido hacer algo juntas pero por una cosa u otra no coincidíamos, hasta que decidimos lanzarnos a la piscina y apostar por esto. Era ahora o nunca”, explica. En su caso, Bayona permaneció durante dos años trabajando como restauradora de documentos gráficos. “Me ha apasionado trabajar sobre la obra de otros, pero también necesitaba hacer algo propio, que me permitiese ser más creativa”, explica.

Ahora, se encuentran inmersas en una aventura que lleva por nombre ‘Souvenir’, el mismo que su nuevo proyecto en el que llevan inmersas casi un año. “Cuenta la historia de un viaje a través de los recuerdos de un padre y una hija que van cruzando mundos distintos, basados en episodios de su vida”, explican.

La cinta habla de la importancia de la memoria y de compartir nuestros recuerdos para evitar que caigan en el olvido. “También queremos reivindicar la importancia de hablar entre generaciones, algo que parece que se va perdiendo cada vez más”, señala Vilches.

10.000 fotos en 8 minutos

El mundo de la animación no tiene nada que ver con otros formatos audiovisuales en cuanto a laboriosidad ni técnicas. En concreto, se basa en una sucesión de fotografías que crea una sensación de movimiento. “’Fres Boi’ dura 8 minutos, y cuenta con más de 10.000 fotografías. Estuvimos cinco meses, para este calculamos que necesitaremos más de un año”, explica Vilches.

Sobre la mesa, en el interior de una caja de metal, se encuentran más de 20 bocas, bigotes, cejas y manos de los personajes de ‘Souvenir’, que mediante un sencillo mecanismo de imanes les permiten crear, paso a paso, la animación. “La gente que nos rodea cree en nosotras. Creen que estamos haciendo algo importante. La verdad es que es muy complicado y lento pero cuando ves a los personajes en movimiento todo merece la pena”, concluye la joven.

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo