Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Arte

La salud mental se crea

En el Espacio Visiones personas afectadas por trastornos mentales entran en contacto con distintas disciplinas artísticas, generan su propia obra e, incluso, llegan a exponer.


"Para empezar nos desprendemos de todo lo que nos pesa. ¿Qué nos quitamos, chicos?", pregunta Alba Vera al inicio de la clase.

"El dolor", dice uno. "Los malos pensamientos", aporta otro. Y así, uno a uno, van sumando cosas a la lista mientras gesticulan lentos, como si se estuvieran despojando del mítico guante de Rita Hayworth para dejarlo caer al suelo, en el centro del círculo.

- Las preocupaciones

- El cansancio

- El dolor de pierna de Tere, añade Mónica en un arrebato de solidaridad para con su compañera de clase.

Como cada miércoles, el taller de danza acaba de arrancar en el Espacio Visiones y los participantes empiezan a moverse al ritmo que les marca la voz de Alba. Tal y como expone la monitora, se trata de danza integral y creativa, de modo que no hay ninguna coreografía impuesta y el movimiento surge de manera natural, rompiendo con todos los corsés. "Sin darnos cuenta, solemos tener patrones de movimiento muy rígidos y al ampliarlos, generamos también cambios a nivel interno", aclara Vera.

El de danza es solo uno de los múltiples talleres creativos que se imparten cada día en el Espacio Visiones, uno de los programas que tiene la Fundación Rey Ardid para ayudar a las personas afectadas por trastornos mentales graves en el camino hacia la rehabilitación y la integración social y laboral.

Nada de etiquetas

En Visiones no se habla de enfermedades ni de qué tiene cada uno. La enfermedad mental ya está lo suficientemente estigmatizada y aquí, al entrar, se dejan fuera todas las etiquetas. "Dentro de visiones nadie juzga, no hay presión, todos participamos y creamos a la vez, usuarios y monitores. Los roles se intercambian, ellos deciden lo que quieren hacer", indica Marigel Pinilla, la directora del centro de rehabilitación y apoyo psicosocial en Zaragoza, mientras observamos cómo se implican en la causa los asistentes al taller de radio.

Lo imparte Yolanda Bujedo y la profesora se muestra encantada porque hasta ahora solo grababan podcast para emisoras de radio libre y a partir de junio tendrán un programa semanal de media hora en una emisora convencional. Se llamará 'Esto no es lo que parece' y en él, los usuarios debatirán libremente sobre temas escogidos por ellos: noticias de la fundación, cuestiones de salud mental, o cosas que ocurran en Aragón y sean de su interés. Será la primera vez que trabajen sin guión o secciones fijas.

El Espacio Visiones es al fin un programa de formación prelaboral aunque con contenidos muy distintos a los de inserción laboral a los que estamos acostumbrados. En vez de aprender oficios tradicionales, los usuarios prueban distintas disciplinas y se lanzan a la creación artística. "Nuestro objetivo es que la persona que en un momento padece una enfermedad mental pueda recuperar las riendas de su propia vida y las funciones que la enfermedad ha ido menoscabando, descubriendo el potencial que tienen dentro y retomando un proyecto vital. Quizás no pueda ser el mismo que tenían antes de iniciar la enfermedad, pero sí uno adaptado que les ilusione y les dé esperanza a ellos y a sus familiares, que les permita llevar una vida activa y normalizada", cuenta Pinilla.


Arte en todos los sentidos

Un modelo de alumna es Teresa Arceiz. Ella tiene 54 años y lleva nueve participando activamente en muchos de los talleres del Espacio Visiones. Desde su misma creación. "Vengo porque me siento bien, me relajo, me divierto y noto que psicológicamente me viene bien", explica. Ella, además de participar en el taller ocupacional de Cogullada, hace radio, danza, música (crearon el ratatranta con la Escuela de Violeros) y forma parte del proyecto Land Art para crear arte con elementos de la naturaleza.

"Intentamos que se impartan todo tipo de disciplinas artísticas: unas más plásticas, otras más de movimiento, radio, audiovisuales, pronto empezaremos con teatro y títeres... Les invitamos a que prueben todas para que descubran cuál les apasiona. Algunos terminan volando a espacios normalizados -lo cual nos alegra muchísimo- y otros terminan por romper esas timideces que tenían al principio, se abren, se relacionan con los demás e incluso tienen interés por quedar ellos fuera del centro o por ir a ver una exposición los fines de semana... Todo eso son señales de que el trabajo funciona", expone por su parte Noemí López, responsable de este Espacio Visiones.

A este foco de creación artística se accede desde la calle Mayoral, en el Casco Histórico zaragozano, y tiene una amplia cristalera desde la que cada mes exponen las obras de un artista diferente. Generalmente con alguna discapacidad. "El sentido es dar la oportunidad de exponer a personas a las que no se les está dando. Sus obras están durante todo un mes, 24 horas al día, de cara a la calle para que cualquier viandante las disfrute. Algunos, después de pasar por aquí, han conseguido exponer en otros sitios y eso nos llena de satisfacción".

En estos momentos, por ejemplo, hay una exposición de las esculturas de papel de José Manuel López. Figuras congeladas en momentos imposibles que provocan que quien las mire se cuestione los límites del equilibrio. Su obra tan solo lleva unos días en el escaparate del Espacio Visiones y ya se ha vendido casi toda. Otro éxito de este espacio de la Fundación Rey Ardid por el que cada año pasan cerca de 80 usuarios.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo