Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Zaragoza

Muebles hechos con materiales reciclados: de La Magdalena al mundo

El proyecto de reciclaje creativo de la artesana María Blasco, Pétula Plas, llega desde hace un año a lugares como Estados Unidos, Japón o Londres.

Pilar Soro. Zaragoza 17/10/2016 a las 06:00
La artesana aragonesa, trabajando en su tallerP. S.

A los 20 años, María Blasco vivía en un piso compartido sin amueblar. Lo que necesitaba para equipar su hogar lo rescataba de lugares de todo tipo. Con las sillas que encontraba, por ejemplo, y el trabajo de sus manos daba forma a las estanterías que precisaba para su habitación. Así, comprobó las numerosas posibilidades que le brindaba esa actividad y le picó el gusanillo de reutilizar y reciclar materiales.

Ahora, “cada vez más, la gente se aficiona a hacer cosas con sus manos y a volver a utilizar elementos. El fenómeno ha calado; observas cualquier revista de decoración y lo primero que ves son muebles reciclados”, cuenta Blasco, que abrió las puertas de su negocio de reciclaje creativo en 2013. Su hobby y su vía de escape durante su etapa profesional en una empresa del sector de la automoción se convirtieron en el centro de su actividad tras incubar el proyecto de Pétula Plas en el Semillero de Ideas de Zaragoza Activa. “Llevaba bastante tiempo pensando en dedicarme a ello profesionalmente pero no me atrevía, me parecía una locura. El hecho de que seleccionaran mi iniciativa y que alguien más viera viabilidad en ella me hizo decidirme”, recuerda la artesana zaragozana.

En abril del próximo año su centro de reciclaje creativo ubicado en el barrio de La Magdalena cumplirá cuatro años. “Creo que aposté en el momento justo. Estaba empezando a verse este tipo de mobiliario y no había nadie en la ciudad que se dedicase exactamente a ello”, señala María. Aunque desde entonces siempre ha tenido trabajo, la responsable de Pétula Plas reconoce que continúa empujando por consolidar su negocio y seguir consiguiendo proyectos. “Mi producto es difícil pues, aunque tengo un catálogo, suelo trabajar por encargo. Las personas me compran sin ver lo que voy a fabricar”, apunta.

Metal, cemento, cartón, malla gallinero y, sobre todo, madera. Estos son algunos de los materiales reciclados que recupera y utiliza para fabricar sus diseños. Con ellos crea objetos decorativos como lámparas, tablas de cocina, posavasos, maceteros, marcos de fotos y hasta escobillas de baño, sin olvidar muebles como mesas, sillas, cabeceros, escritorios, estanterías… a medida y con  los acabados deseados por sus clientes. Una mesa que podría ser fabricada con materia prima nueva, ella la confecciona desmontando las diferentes partes de un palé.

Le apasiona el material reciclado por la personalidad que aporta a los muebles y a los objetos. Blasco no duda al tener que elegir su preferido: la madera. “Por cómo huele, su tacto, la calidez que aporta al ambiente y la forma. Si tiene muchas marcas y se nota que ha pasado el tiempo por ella, mucho mejor”, argumenta. Entre sus productos más vendidos están las letras de madera y las tablas de cortar, además de las lámparas hechas de pajaritos reutilizando una malla metálica y las mesas extensibles de cocina.

Más de 150 diseños

En 2015, la artista diseñó una sala de reuniones para la planta de General Motors en Figueruelas con un mobiliario basado en la recuperación de residuos de la fábrica como piezas de los coches, maderas, embalajes o tapones de plástico. Actualmente, uno de los proyectos en los que invierte su tiempo es la construcción de los diferentes elementos que ocuparán una tienda infantil. Así, la mitad de su facturación deriva del trabajo con negocios y empresas, y el resto, de particulares.

En sus tres años y medio de andadura, María Blasco ha realizado más de 150 diseños diferentes. La funcionalidad de estos, dice, es “el punto número uno; luego ya entran las cuestiones de diseño”. Y aunque no es lo mismo crear un posavasos que una mesa de comedor, todos los proyectos conllevan horas y horas de trabajo: “Ni siquiera los posavasos de madera se pueden hacer en un día por los tiempos de secado. Cualquier elemento lleva semanas”, asevera esta aragonesa, que se define como autodidacta y que reconoce que su cabeza está trabajando continuamente en nuevos diseños.

Tres tiendas en territorio estadounidense

“Creo que aquí no gusta llamar la atención, buscar la pieza original, única y diferente. Se está menos dispuesto a pagar por algo artesanal y exclusivo”, opina la artesana, que asocia esta circunstancia a una cuestión conceptual: “Se tiende a pensar que el objeto artesanal es algo rancio y está pasado de moda”, si bien “con la cantidad de nuevos artesanos que hay ahora en la ciudad, la situación va cambiando poco a poco”.

Sin embargo, en el extranjero, a María Blasco le resulta algo más sencillo. Hace un año lanzó su tienda ‘online’ a través de una plataforma americana y desde ella vende a Estados Unidos, Londres, Francia, Alemania, Inglaterra, Australia o Japón. “En España no hay ninguna tienda que comercialice mis productos, mientras que en EEUU ya lo hacen tres”, cuenta, al tiempo que revela que se encuentra conversando con un establecimiento japonés que también quiere contar con algunos de sus artículos. Aquí y allá, Pétula Plas posee un perfil de cliente muy similar. Suele ser una persona que busca un mueble exclusivo y con personalidad, funcional y pensado específicamente para ella: “En general son mujeres, de unos 40 años de media, aficionadas al arte y con un poder adquisitivo medio-alto”.

En su centro de reciclaje creativo, María, además de dar vida a sus ideas, organiza talleres tanto programados, de diferentes técnicas de decoración y reciclaje, como abiertos, en los que presta su espacio, sus herramientas y su asesoramiento a quienes acuden. “Vienen personas con muebles horrorosos, les dan una vuelta y quedan piezas preciosas”, cuenta. Como no podía ser de otra manera, su lugar de trabajo rebosa de materiales; los guarda todos porque seguramente le servirán en el futuro. Lo tiene muy claro: “Si nos lo proponemos, creo que se puede reciclar absolutamente todo. De cualquier instrumento puedes aprovechar su forma o sus cualidades para crear un objeto nuevo y único”.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo