Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Zaragoza

Los maestros de 86 logias masónicas se congregan en Zaragoza

Este fin de semana se celebra en la ciudad un congreso regional de la principal federación europea.

P. P. G. Zaragoza 10/06/2016 a las 06:00
Reunión de una logia masónica que participa en el congresoLogia Tartessos

La escuadra y el compás van a cobrar sentido esta semana en Zaragoza. Y no porque los estudiantes de arquitectura vayan a salir a dibujar sus calles, sino porque este sábado y este domingo se celebra en el hotel Goya de la ciudad el congreso regional de la 'Región 17' del Gran Oriente de Francia, la federación masónica más numerosa en el continente europeo. La federación Gran Oriente de Francia agrupa a casi 53.000 personas en el continente y en concreto la 'Región 17' a 86 logias localizadas en España y el sur de Francia. Logias a las que, según los datos que maneja la organización, pertenecen 3.496 personas.

El congreso que se celebra este fin de semana en Zaragoza es el más importante del año para la 'Región 17'. Durante su transcurso, los delegados de logia tomarán decisiones administrativas y elegirán los temas de estudio que se propondrán en la próxima asamblea general. Después, durante el año, aprendices, compañeros y maestros (los tres grados en los que se subdividen los 'hermanos' de cada logia según su antigüedad y grado de compromiso) redactarán trabajos y debatirán sobre esos temas en sus sedes (o templos).
 

Nuevo 'Triángulo' en Zaragoza

Por mucha atmósfera novelesca que inspire esto de la masonería, la Real Academia de la Lengua la define como una "asociación universalmente extendida" y lo cierto es que en Zaragoza existen varias logias adscritas a distintas federaciones y corrientes de pensamiento, aunque ninguna de ellas pertenecía hasta ahora a la Gran Oriente de Francia.

José Mantero, delegado de la logia 'Tartessos' de Sevilla y presidente del congreso regional que se celebrará este fin de semana, explica que existen dos corrientes principales dentro de la masonería: "La anglosajona, que se distingue por no admitir a mujeres y la obligatoriedad de creer en la inmortalidad del alma y en un dios oficial de cualquiera de las religiones reveladas; y la continental o francmasonería, que admite a mujeres y que no obliga a tener una creencia religiosa". En esta última corriente se perfila la Gran Oriente de Francia (a la que perteneció Mozart) y en abril la federación aprobó la creación de su primer 'Triángulo' en Zaragoza, una primera unión de masones que aspira a conseguir, en un plazo de tres años, los 14 maestros que hacen falta para constituirse como logia.


De momento los cinco maestros de Zaragoza han creado su página web, han definido su emblema, han empezado a dar conferencias en la ciudad y han obtenido sus primeros frutos: en septiembre se unirá a ellos su primer aprendiz, un gestor de fincas que, si persiste y "aprende a escuchar", ascenderá a grado de 'compañero' en cuestión de meses y, con el tiempo, a grado de 'maestro'.
 

¿Qué es una logia?

Pertenecer a una logia tiene muchas cosas en común con formar parte de un grupo de debate pero, según explica José Mantero, también se diferencia en muchos aspectos. Se proponen temas a tratar (simbólicos, sociales o de actualidad), los miembros los preparan en sus casas y se reúnen dos veces al mes para exponer los trabajos y debatir sobre ellos.

Estas reuniones se estructuran en torno a unos rituales y una rica simbología: "Tienen un guión ritual heredado del que seguían los masones operativos, los que construían catedrales", especifica Mantero. Este guión dicta que el presidente (o venerable maestro), puesto de acuerdo con los capataces (o vigilantes) abre la logia dibujando el plano de un templo ideal (el de Salomón en Jerusalén) y varios símbolos en una pizarra (la piedra, el mazo y otros símbolos relacionados con la construcción). Después empiezan las lecturas de los trabajos realizados y hay turnos de palabra.

Los aprendices no pueden intervenir en los debates a no ser que sean ellos quienes exponen un trabajo. Son, desde el punto de vista de la masonería, "la piedra bruta" y por eso sus símbolos son las herramientas que sirven para devastar la piedra: el mazo y el cincel. Los masones consideran que a base de debates y aprendizaje, se trabaja la piedra con el objetivo de "llegar a ser más justos y perfectos", pues esa es la idea que da sentido a la masonería: "la filantropía, el afán de conocimiento y la búsqueda de 'la verdad de cada uno'", según expone Eduardo R., uno de los maestros que componen el nuevo Triángulo de Zaragoza.
 




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo