Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

POLÍTICA ARAGÓN

Zapatero sigue sin impulsar la mayoría de las promesas del PSOE con Aragón

El Gobierno central ha apostado por la Expo y algunas obras, pero bloquea el Pacto del Agua, infraestructuras clave, y ralentiza el Estatuto.

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, se paseará el próximo jueves por Zaragoza para escenificar el compromiso inversor del Gobierno central con la capital aragonesa. Inaugurará el cierre del Cuarto Cinturón, el Puente del Tercer Milenio y otras infraestructuras vinculadas a la Expo. Esta visita será solo la primera de una larga lista de altos cargos que han previsto escenificar su dedicación con la c omunidad. Pero la Expo, aunque ha sido uno de los principales compromisos del Gobierno de Rodríguez Zapatero con Aragón, no es el único. Y la dedicación en el resto de las promesas no ha sido precisamente ejemplar.

Los principales incumplimientos del Ejecutivo del PSOE con Aragón siguen siendo en materia hidráulica: el Pacto del Agua apenas ha avanzado en cuatro años (tampoco avanzó con el PP de Aznar). Aunque Marcelino Iglesias sí ha insistido a José Luis Rodríguez Zapatero con este tema, lo único conseguido hasta ahora es un compromiso genérico de que en 2012 estará el problema del agua "solucionado".

A la espera de que llegue esa fecha, de momento la situación es que Yesa sigue bloqueado, San Salvador acumula problemas que lo van retrasando aún más, Santaliestra está descartado, el abastecimiento de agua a Zaragoza capital ha estado años boicoteado directamente por el propio Ministerio de Medio Ambiente, etc. Además, hay que recordar que en Aragón hay más de 150 municipios con problemas de abastecimiento de agua y que el Ejecutivo de Madrid está priorizando este tipo de mejoras en las comunidades de Levante, precisamente como compensación a negarles el trasvase del Ebro. Este mismo viernes, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, defendía que el abastecimiento a Zaragoza "no es urgente".

Si el claro incumplimiento de Zapatero con Aragón está en el Pacto del Agua, en el resto de las tareas ya hay versiones según el partido al que se pregunte y la provincia a la que se refiera. En ferrocarril, aunque inicialmente se ralentizaron las obras, el Ministerio de Fomento ya trabaja con cierta celeridad en las mejoras de la línea Zaragoza-Teruel. Otra línea con menos éxito es la del Canfranc, que sigue acumulando grupos de trabajo que analizan posibilidades sobre ella sin aprobar avances reales.

Otro problema es el AVE. O mejor dicho, su precio y la decisión del Gobierno central de que no haya una alternativa. En este caso, no es que se no se cumpla un compromiso, sino que se escondió en la campaña electoral una decisión oficial que ya estaba tomada: Renfe había previsto aumentar las tarifas del AVE a Zaragoza en un 20 por ciento. Lo anunció con un margen de 24 horas pocas semanas después de la cita electoral. Aragón es la comunidad que más se ha visto perjudicada (el aumento medio en el resto del país ha sido del 4 %). A esta circunstancia hay que añadir que se plantea suprimir o reducir todas las alternativas al AVE.

Hay que decir en cualquier caso que Fomento sí ha actuado diligentemente en las carreteras en Huesca y en parte de Zaragoza, aunque ya se han demorado los plazos anunciados en campaña para la A-68.

En cuanto a Teruel, Fomento y Medio Ambiente tienen a medias paralizada cualquier opción de esa ciudad para conectar con Cuenca y después con Madrid. La declaración de impacto ambiental Teruel-Cuenca lleva cuatro años bloqueada en un departamento ministerial.

En cuanto al Estatuto de Aragón, en abril de 2007 se aprobó un texto con grandes oportunidades de desarrollo. En su más de un año de vigencia, aún no se han puesto en valor los artículos económicos (plantean un pacto bilateral en lo económico y el pago de la deuda) ni las nuevas competencias.

Etiquetas