Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EN UNAS SEMANAS

Zapatero negocia ya con Iglesias la vuelta de Eva Almunia al Gobierno aragonés

La secretaria de Estado está dispuesta a venir solo como candidata, aunque el presidente y otros dirigentes quieren que sea consejera de Presidencia.

La secretaria de Estado de Educación y candidata a la presidencia de la DGA por el PSOE, Eva Almunia, apuesta ya por dejar en pocas semanas su puesto en Madrid para intensificar su presencia en Aragón. Según informaron desde diferentes fuentes del PSOE, el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, está tratando con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la salida de Almunia del Gobierno central y todo indica que se producirá poco después de que sea confirmada por el comité federal, el próximo 23 de octubre.

Aunque ya está decidido que Almunia dejará el Gobierno central antes de Navidad, no está tan claro cómo volverá a Aragón. La propia candidata ha trasladado que ella quiere volver cuanto antes y que para ella es suficiente venir exclusivamente como candidata, sin cerrar otras opciones.

Sin embargo, tanto el presidente Iglesias como algunos miembros de su equipo más directo consideran que Almunia efectivamente debe volver a Aragón pronto para ganar grado de conocimiento, pero que tiene que hacerlo en algún puesto institucional. El planteamiento que más apoyos tiene y que valora Iglesias es que vuelva como consejera de Presidencia, cargo que ahora ocupa Javier Velasco, y que conllevaría una crisis de Gobierno que el actual presidente ha estado retrasando desde hace más de dos años. No se descarta incluso que se le diese el estatus de vicepresidenta, compartiendo rango con José Ángel Biel.

La llegada de Almunia en ningún caso supondría la salida de Velasco, ya que es el único consejero del PSOE turolense y esta provincia no podría quedarse sin representante en la DGA a escasos meses de las elecciones. Se especula con que acabaría en otra consejería, lo que provocaría otras salidas, previsiblemente la de Pilar Ventura (Ciencia, Tecnología y Universidad), lo que facilitaría la reducción de departamentos.

Según aseguran fuentes próximas al presidente y a la candidata, aún no se ha tomado la decisión final de cómo volverá. Tampoco se ha decidido en qué momento se hará efectivo. Eso sí, cada vez el margen de fechas que se maneja es más corto. Desde el PSOE-Aragón se ha trasladado a Madrid su interés por hacerlo pronto, incluso este mismo octubre. De hecho, algunos dirigentes plantean que Almunia hace semanas que debería haber dejado el Gobierno. Sin embargo, fuentes socialistas advierten de que ni Iglesias ni ningún otro barón pueden condicionar el Gobierno central y que la salida de Almunia deberá estar acompasada por los cambios que planteará Rodríguez Zapatero dentro del propio Gobierno. Como ejemplo, indican que está sobre la mesa fusionar los Ministerios de Educación y de Ciencia e Innovación y que si ocurre, su salida debería esperar a ese momento.

Además está otro asunto, que dirigentes del PSOE aragonés no valoran pero que sí es importante para el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, y para la propia Almunia. La actual secretaria de Estado ha centrado parte de su gestión en dos asuntos clave (el plan Educa3 y Escuela 2.0). Ambos asuntos siguen abiertos, pero ya muy avanzados y es previsible que se cierren entre noviembre y diciembre. Almunia ya ha trasladado que tiene interés en ser ella la que culmine estos proyectos, aunque todo indica que aceptará los plazos que finalmente se marquen.

Etiquetas