Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

POLÍTICA

Zapatero delega en Iglesias la política hidráulica para todas las comunidades

Gaspar Zarrías y Hugo Morán someterán su criterio al del secretario de Organización. Hace varias semanas se echó para atrás un texto que buscaba incorporar nuevos enfoques.

Si nada falla, no habrá sorpresas negativas con el agua. Fuentes socialistas han asegurado que el partido ha dejado en manos de Marcelino Iglesias la postura final que marque el PSOE federal en el tema del agua para todas las comunidades autónomas. Los dos miembros de la Ejecutiva federal competentes en este asunto, Hugo Morán (responsable de temas ambientales) y Gaspar Zarrías (de política autonómica) habrían aceptado ya someter cualquier cuestión sobre el agua vinculada a los programas electorales al criterio previo del secretario de Organización, el aragonés Marcelino Iglesias.

Por otro lado, fuentes cercanas al político oscense explicaron que la postura que marque Iglesias estará consensuada con el planteamiento que haga José Luis Rodríguez Zapatero. Es decir, todo apunta a que no habrá ningún tipo de giro respecto a lo defendido en los últimos programas electorales.

Este mecanismo se ha establecido después de que hubiese una primera propuesta hídrica de cara a las elecciones autonómicas que, en una primera redacción, se hizo sin consultar al secretario de Organización. Al parecer, el texto no pasó la primera criba y fue en ese momento cuando se decidió que en este asunto, no habría ningún movimiento que no fuese validado previamente por Iglesias.

Hay que añadir además que Hugo Morán presentó también un documento sobre el agua en el que el PSOE aragonés quedaba bastante mal. Sin embargo, esto fue antes de que Iglesias accediese a la secretaría de Organización. Desde entonces, no se ha vuelto a saber nada de ese informe, en el que se abría la vía a posibles trasvases, que ni siquiera ha contado con la aprobación de la Ejecutiva federal.

Otras fuentes habían apuntado además que desde el PSOE federal se ha pedido a las autonomías que sean respetuosas con el marco de competencias estatales en el tema del agua, para evitar levantar susceptibilidades en diferentes territorios. En este sentido, habrá que esperar hasta dónde llegan con sus respectivos programas tanto el PSOE aragonés como el valenciano.

 

El PP tampoco prevé cambios

Y si parece claro ya que el PSOE no tendrá un giro en la parte hídrica de sus programas, la duda en el PP se centra en si la dirección nacional será capaz de aguantar la presión del valenciano Francisco Camps o no. Fuentes del PP han recordado que el máximo responsable en la Ejecutiva del PP nacional en la redacción del programa electoral marco es un diputado del PP por Zaragoza, Baudilio Tomé. En este sentido, aseguran que Tomé hará valer su puesto y que, unida a la presión de Luisa Fernanda Rudi, la postura del PP en el tema del agua no variará respecto a la del último programa electoral.

Hay que recordar que los últimos planteamientos oficiales de socialistas y populares excluyen el trasvase del Ebro, aunque sí hacen alusiones a la «solidaridad» y al «consenso», palabras que usaron ambos partidos en los programas de las últimas elecciones.

Los planteamientos han sido hasta ahora lo suficientemente ambiguos como para que el Gobierno central (PSOE) impulsase un minitrasvase del Ebro a Barcelona pocos meses después de las elecciones generales de 2008 y que el PP (con la excepción de Rudi, que se negó a apoyarlo) votase a favor de ese trasvase en el pleno del Congreso de los Diputados.

Etiquetas