Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

HERALDO ABIERTO

"Voy a recorrer el mundo en un 2 CV"

El zaragozano César Antequera Albiac, ingeniero electrónico, va a dar la vuelta al mundo en un Citroën 2 CV junto a tres amigos más. Una aventura que compartirá con los lectores de Heraldo Abierto y que está previsto que arranque el próximo 1 de octubre.

César Antequera Albiac tiene 29 años y un largo camino por recorrer. Este zaragozano, ingeniero electrónico de profesión, ha dejado a un lado su trabajo en Estado Unidos para dar la vuelta al mundo en un Citroën 2 CV. "Necesitaba darle un giro a mi vida. Trabajaba ocho horas todos los días y me sentía vacío. Me dio por pensar que no conocía nada del mundo y que me había metido en un bucle sin salida. En septiembre de 2007 vino a visitarme a Estados Unidos mi amigo Miguel del Castillo, con el que estudié BUP en Logroño antes de comenzar la Universidad", explica César Antequera. "Fue entonces cuando me contó que él y su amigo Jorge Sierra, después de haber leído 'La terre en rond', de Jean-Calude Baudot y Jacques Seguéla, planeaban dar la vuelta al mundo en un 2 CV. Me animó y no me lo pensé ni dos veces. Dije que sí", explica el zaragozano.

Pero para que este sueño se hiciera realidad necesitaban que el grupo estuviera formado por cuatro personas. "Se lo comenté a Evan Christian, un colega de Estados Unidos, y cuando aceptó nos pusimos manos a la obra", cuenta Antequera.

"El objetivo principal del viaje es la labor humanitaria, por ello hemos intentando contactar con todas las onegés posibles que se encuentren en nuestra ruta, para llevarles alimentos, material escolar… todo lo que les pueda ser útil y que esté en nuestra mano. Pero el viaje también cuenta con una vertiente cultural porque tenemos pensado hacer un documental con una productora que nos patrocina, además de escribir un libro y crear un reportaje fotográfico", dice el zaragozano.

Tiempo: un año y medio

La aventura dará comienzo en Madrid el 1 de octubre, con destino a París y paradas en Perpignan y Marsella. Después de recorrer Europa, continuará por Asia y Oceanía, llegará a América y finalizará a África antes de regresar nuevamente a España. En total, más de sesenta y cinco países de los cinco continentes que los cuatro aventureros visitarán durante el año y medio que prevén que dure el viaje.

La ruta, de 130.000 kilómetros y diseñada por estos cartógrafos aficionados, "la hemos realizado para visitar muchos países pequeños antes que pocos grandes con el objetivo de conocer el mayor número posible de pueblos y culturas", explica César Antequera.

"Nuestros gastos principales serán la gasolina y los viajes en barco para atravesar el Pacífico y el Atlántico", apunta el joven, "porque dormir lo haremos en tiendas de campaña, en los coches o con familias que vayamos conociendo. Creemos que viajando de esta manera nos resultará más sencillo acercarnos a la gente que nos vayamos encontrando", dice Antequera.

Pero para poner a punto este proyecto los cuatro jóvenes llevan "mucho tiempo trabajando. Yo llegué a España el pasado mes de mayo, pero Miguel del Castillo y Jorge Sierra, impulsores de la aventura, comenzaron a hacer realidad su sueño en mayo de 2007", explica el ingeniero electrónico.

"Fue entonces cuando compraron dos viejos 2 CV para reconstruir uno especial equipado con depósito extra de gasolina, chasis reforzado y asientos reclinables. Decoraron la carrocería de naranja butano y la capota y llantas de blanco con el objetivo de conseguir una estética atractiva y un efecto simpático", cuenta el zaragozano.

La elección de este coche no es casual, ya que su motor, refrigerado por aire, hace del 2 CV un vehículo idóneo para atravesar los desiertos que los viajeros encontrarán a su paso.

"La anchura de las ruedas le permiten enfrentarse en perfectas condiciones a superficies nevadas. Además, la mecánica es muy sencilla y facilita su mantenimiento. En cuanto a la suspensión, es cierto que resulta ideal para caminos no asfaltados. No en vano, el 2 CV se hizo célebre como "el coche que se inclina pero no vuelca", recuerda César Antequera.

Un viaje de esta envergadura requiere la implicación activa de todos sus integrantes, por eso cada uno tiene su propio cometido. Así, durante la ruta, los cuatro aventureros compartirán la labores de conducción, el mantenimiento de los coches, la actualización de la página web, la fotografía, la grabación de vídeo... Y para ello, todos han recibido formación en mecánica y primeros auxilios.

"Mecánico, por así decirlo no tenemos en el grupo, pero nociones básicas sí. Yo tengo bastante experiencia, ya que en Estados Unidos estuve trabajando en Delphi. Además, Miguel ha estado aprendiendo la mecánica del 2 CV, así que entre los dos creo que podremos solucionar todos los problemas que nos vayan surgiendo, ya que el motor es bastante básico", argumenta César Antequera.

El 5 agosto estos jóvenes aventureros comenzaron a promocionar su ruta por las principales ciudades españolas. "Es una manera de darnos a conocer e intentar conseguir patrocinadores. De momento contamos con la ayuda de unos cuantos que, a cambio de ofrecerles publicidad en nuestra web y vincularles en un proyecto solidario como este, nos ayudan con una pequeña mensualidad. Pero necesitamos más", concluye el zaragozano, que visitará, "posiblemente la semana que viene", junto con sus compañeros la capital aragonesa.

Etiquetas