Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ESTACIONES DE ESQUÍ

Vicente defiende el convenio que pone fin al contencioso por el desarrollo de Astún

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes, Alfonso Vicente, ha defendido el convenio suscrito entre el Ejecutivo, el Ayuntamiento de Jaca (Huesca) y la entidad mercantil EIVASA sobre la estación de Astún, que pone fin a un contencioso entre el consistorio y la empresa y establece las condiciones del desarrollo de este centro invernal.

Vicente ha comparecido ante las Cortes, a petición de CHA, para explicar este convenio urbanístico de planeamiento, que se firmó en mayo de 2009, y su afección sobre el Plan General de Ordenación Urbana de Jaca al que, según el diputado de CHA Bizén Fuster, contraviene en cuanto a las previsiones de edificabilidad en un terreno situado a más de 1.650 metros de altitud.

El consejero ha explicado que el convenio establece las condiciones urbanísticas de desarrollo en el entorno de la estación y concreta los acuerdos para poner fin al litigio entre el Ayuntamiento y EIVASA, entidad mercantil que renuncia a la indemnización que le corresponde por los perjuicios causados con la revisión del PGOU de Jaca de 1989, poniendo fin así al incidente de ejecución dictado por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón en 1994.

La sociedad Estación Invernal del Valle del Aragón, por su parte, se compromete a poner en marcha un plan de mejora de sus instalaciones y a incrementar la capacidad de transporte de esquiadores desde los 16.300 por hora actuales a 23.200, así como a ejecutar un plan de inversiones medioambientales.

El convenio, según ha recordado Fuster, implica un compromiso de inversión por parte del Gobierno de Aragón de 9,5 millones de euros a aportar en cinco anualidades.

Vicente ha precisado que la edificabilidad total pasa de 150.000 metros cuadrados prevista en el PGOU de 1989 a poco más de 93.000, y ha explicado que se prevé destinar 51.257 metros cuadrados a uso residencial, 10.501 a uso hotelero y 610 a uso comercial, además de los aprovechamientos que se cederán al Ayuntamiento de Jaca.

El consejero se ha mostrado "muy satisfecho" por cómo se ha resuelto el convenio, que garantiza "suficientemente" todos los requerimientos medioambientales y que es una muestra, ha concluido, de la unión de esfuerzos entre la iniciativa privada y la pública para mejorar el territorio.

Sin embargo, Bizén Fuster ha hecho hincapié en que el Ayuntamiento de Jaca se ha visto obligado a "retorcer" algunos de sus acuerdos municipales para acogerse a este convenio, como su adhesión a la Agenda 21 o su PGOU, sin contar que algunas de las actuaciones previstas, ha añadido, atentan decididamente contra el medio ambiente.

Como ejemplo, ha dicho que el nuevo plan prevé "entubar, cubrir y destrozar" 800 metros del cauce del río Aragón, en su nacimiento, y también que no respeta la Ley de Urbanismo o la de Ordenación Territorial.

Ha lamentado que sea el Gobierno de Aragón el que "encabece" un proyecto así, cuando debería de ser "el paradigma de la protección del entorno natural" y ha insistido en que si el proyecto sigue en sus términos, esa zona se convertirá "en el Arcosur del Pirineo".

Por su parte, Antonio Torres (PP) ha dicho que, respetando la normativa urbanística y medioambiental, es el terreno el que debe estar al servicio del hombre, y no al revés, y ha mostrado el apoyo de los populares al sector del esquí, aunque también ha reconocido que el convenio tiene aspectos mejorables.

También ha reprochado al Ejecutivo que parece que las estaciones que pertenecen al grupo Aramon son "de primera división" y las que no pertenecen (Astún y Candanchú) están en otra categoría y permanecen "muy desamparadas".

Etiquetas