Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CONGREGACIÓN

Vía libre al traslado de los cartujos al municipio navarro de Ezcabarte

El Gobierno foral ha rechazado el recurso de alzada presentado por ecologistas y una plataforma de vecinos.

El Gobierno de Navarra ha ratificado su visto bueno a que los cartujos del Aula Dei se muden de Peñaflor a un antiguo señorío situado en el municipio de Ezcabarte. Varios grupos ecologistas y una plataforma de vecinos de esa localidad próxima a Pamplona presentaron un recurso de alzada contra la decisión del Ejecutivo foral de informar favorablemente sobre la construcción del nuevo monasterio, pero sus alegaciones han sido desestimadas en una nueva orden del Departamento de Vivienda y Ordenación del Territorio del Gobierno navarro.

Los recurrentes cuestionaban la autorización concedida en julio del año pasado recordando que el señorío de Náguiz está clasificado como suelo forestal no urbanizable. Sin embargo, el Gobierno de Navarra argumenta que, precisamente por sus especiales características, la nueva cartuja de los monjes del Aula Dei tendría que estar lejos del suelo urbanizable.

La orden foral recalca también que el monasterio no debe confundirse con un desarrollo urbanístico "y menos con un núcleo de población". "En tal caso sería necesaria una recalificación de suelo, pero aquí sigue siendo no urbanizable y forestal", insiste Ordenación del Territorio.

Con la desestimación del recurso de alzada se agota la vía administrativa, pero los recurrentes pueden seguir impugnando la autorización en los tribunales. Además, el visto bueno del Ejecutivo foral no es definitivo para la instalación de los cartujos, sino que está condicionado a que el Ayuntamiento de Ezcabarte les conceda la licencia de obras.

Pendientes de la licencia

La alcaldesa del municipio, Carola Gutiérrez, ya ha dejado claro que, si el proyecto que presentan los monjes cumple todas las prescripciones impuestas, el Consistorio otorgará la licencia. No obstante, la edil explicó ayer que de momento no se ha recibido ninguna documentación. Por su parte, el empresario navarro Joaquín Elizalde, quien donará sus terrenos a los cartujos, explicó que se sigue trabajando en el proyecto del nuevo emplazamiento y que se presentará en breve la solicitud de licencia de obras. La inversión correrá a cargo de los religiosos.

Etiquetas