Despliega el menú
Aragón

AGUA

Valencia estudia acciones legales para hacer "extensible" el trasvase

El Gobierno valenciano no entiende que a Cataluña que "no ha hecho nada" por gestionar agua se le "premie" con un trasvase. Desde Murcia, Valcárcel llama asegura que esta decisión "castiga a las comunidades que no votaron al PSOE".

La Generalitat valenciana estudia acciones legales que permitan hacer "extensible" a la Comunitat Valenciana, Murcia y Almería una decisión como la adoptada ayer por el Gobierno central con Barcelona, que permite un trasvase de agua desde el río Ebro.

Así lo indicó en rueda de prensa el vicepresidente del Consell, Vicente Rambla, quien expresó su "solidaridad" y "satisfacción" y se congratuló porque Barcelona pueda resolver sus problemas de agua, aunque preguntó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por qué "esos sobrantes no son buenos" también para la Comunitat, Murcia y Almería.

Asimismo, Rambla aseguró que también se van a impulsar iniciativas políticas en el ámbito de las Cortes generales y valencianas y recordó que el conseller de Medio Ambiente, José Ramón García Antón, ha pedido hoy una reunión con la ministra Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, para tratar de esta cuestión.

Por su parte, el conseller de Medio Ambiente de la Generalitat valenciana, José Ramón García Antón, señaló que no entiende que a Cataluña que "no ha hecho nada por gestionar el agua" se le "premie" con un trasvase, que "el Gobierno derogó hace cuatro años y ahora rehabilita".

En opinión de García Antón, la Comunidad lleva cuatro años haciendo una gestión del agua "increíble", con "depuradoras, modernización de regadíos, reutilización de agua y tratamientos terciarios", porque desde la región se sabía que "esto podía venir". Por ello, destacó en una entrevista concedida a la Ser y recogida por Europa Press, que le ha pedido a la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, una reunión para saber por qué "el agua del Ebro será para Cataluña y para la Comunidad no".

Para García Antón, "lo que se ha aprobado es un trasvase" y, subrayó que no puede "caer en la trampa" de llamarlo de otro modo, además, "es un trasvase previsto en el Plan Hidrológico Nacional del año 2001, que el Gobierno derogó". Asimismo, manifestó que, desde la Comunidad, quiere que se solucione el problema de Barcelona, pero "no se puede resolver un problema y dejar de lado los demás, como si no existieran".

"Desde hace tiempo cuando el Gobierno estaba diciendo que iba a llevar agua en barco desde Carboneras a Barcelona, nos pareció un despropósito, por lo que siempre alegamos que había que hacer un trasvase del Ebro mirando a todos por el mismo rasero, porque nosotros tambien necesitamos una parte de ese agua", destacó el conseller.

García Antón explicó que durante mucho tiempo escucharon que el Ebro era intocable, y después de ese tiempo "el Ebro se va a tocar". Además, el conseller explicó que el acuerdo firmado es unilateral, ya que "ni los regantes del Delta ni del norte, saben nada sobre el trasvase".

El conseller está de acuerdo con Camps en el sentido que siente que los valencianos están "humillados", porque "hay que estar en la piel" de uno de ellos para entender que en la Comunidad se han pasado "cuatro años muy duros" y "todos nos hemos sentido desautorizados", dijo García Antón.

Asimismo, apuntó que quiere que la problemática del agua en la Comunidad se solucione, porque es "tan seria como la de Barcelona", y destacó que "si todos nos sentamos y somos razonables, podemos solucionar ese tema".

 

Castigo a los votantes del PP

 

Por su parte, el presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, afirmó que la opción de un minitrasvase desde el Ebro para paliar la sequía de la zona metropolitana de Barcelona "es una provocación a millones de habitantes de Murcia, Valencia y Almería" y que "no se puede castigar así a las comunidades que no votan al PSOE". 

Valcárcel aseguró estar en disposición de movilizarse junto al presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, para reivindicar su derecho a obtener agua del Ebro, ya que "no sería la primera vez, pues ya antes hecho lo propio en Valencia, Alicante y en Murcia".

A su juicio, la llamada "captación de emergencia" no es sino un verdadero trasvase a Cataluña con el que se mostró "de acuerdo", ya que, según señaló, "se contemplaba en el Plan Hidrológico Nacional (PHN), y por lo tanto es igual de normal que nosotros reivindiquemos también ese agua".

Para el jefe del Ejecutivo murciano, "el Gobierno de España, y Zapatero al frente, ha mentido, lo ha hecho antes y lo está haciendo ahora", razón por la que planteó la creación de un gran Pacto de Estado a nivel de comunidades autónomas y partidos que resuelva "de una vez por todas un problema candente durante décadas.

Etiquetas