Aragón
Suscríbete

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Una pareja gallega con niños llevará el bar municipal de Monreal de Ariza

El Ayuntamiento ofrecía la explotación de este local a una familia con niños, para asegurar la continuidad de la escuela unos años más.

Monreal de Ariza va a incrementar su padrón con cuatro vecinos más. Han llegado en los últimos días desde Miño, en La Coruña, respondiendo al llamamiento que hizo el ayuntamiento de este pueblo del Alto Jalón a principios de septiembre.

El bar municipal iba a tener que cerrarse el 1 de octubre porque la persona que se hacía cargo de este establecimiento se marchaba a otra localidad. Desde el consistorio, además de querer evitar el cierre del lugar de reunión de los vecinos, vieron la oportunidad de dar continuidad a la escuela del pueblo durante unos cuantos años más, y emprendieron la búsqueda de una familia que quisiera iniciar una vida aquí. Se ofrecía trabajo, la explotación del bar, y se requería tener niños pequeños y algo de experiencia en hostelería.

Han sido unas 60 las solicitudes recibidas en tan sólo diez días y la pasada semana se hizo la selección. Sandra Rodríguez y Antonio Infante son los nuevos encargados de este local público y concurrido a la hora del café y de la partida. Llegan a Monreal de Ariza desde Galicia con dos niños, los dos varones de 3 y 7 años, que el próximo lunes se incorporarán a la escuela.

Esta pareja conoció la oferta del consistorio aragonés a través de los medios de comunicación y no les costó tomar la decisión. Él estaba en el paro y ella tenía trabajo pero únicamente hasta diciembre. Valoraron además la tranquilidad de este pueblo de 250 habitantes.

El pasado jueves conocieron su nuevo destino y el viernes ya abrieron el bar, al que desean traer parte de la gastronomía de su tierra. Antonio había trabajado anteriormente de camarero, Sandra había echado alguna mano en el bar de su hermano, y en sus primeros días aquí destacan la amabilidad de los que a partir de ahora serán sus vecinos.

La casa de los maestros

Hace un año, el ayuntamiento de Monreal de Ariza ofreció la antigua casa de los maestros a una familia que con sus hijos contribuyese a que la escuela siguiese abierta. Iba a quedarse con cinco alumnos, si no aumentaba el alumnado este centro, perteneciente al CRA Puerta de Aragón, desaparecía. Entonces también se interesaron muchas familias.La elegida tenía dos niños, la escuela se salvó, y ahora con los hijos de esta pareja gallega se asegura que seguirá abierta.

Además, Monreal de Ariza mantendrá el lugar donde a diario se encuentran los vecinos para conversar. No son muchos los que se juntan a diario en el bar en invierno, aumentan los usuarios los fines de semana, y son Semana Santa, Navidad, los puentes y el verano, las fechas de más actividad. Entonces regresan por unos días al pueblo quienes lo abandonaron años atrás cuando se fueron a buscar trabajo a otro lugar.

Etiquetas