Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

BAJAN LAS TEMPERATURAS

Una masa de aire frío deja heladas en las tres provincias con mínimas de hasta -4º

Dice el refranero que "hacia la Virgen del Pilar, comienza el tiempo a cambiar". Y el termómetro le ha dado la razón. Tras un verano inusualmente largo y un inicio de otoño que llegó a dejar 31 grados en Zaragoza a principios de mes, la entrada de un frente frío hizo caer ayer las temperaturas dejando mínimas de bajo cero en zonas del Pirineo, Calamocha, Daroca y Calatayud. Benasque, con -4,1, marcó la mínima de Aragón.

El viento ha sido el responsable de arrastrar hasta la Comunidad esta masa fría y también de que haya habido que desempolvar abrigos y bufandas. En buena parte de la Comunidad, se registraron ayer rachas de más de 60 kilómetros por hora -que llegaron a 67 en Zaragoza y 68 en Cerler- que hicieron que la sensación térmica fuera inferior a la de la temperatura que marcaban los termómetros, según explicó Samuel Buisán, meteorólogo de la delegación de Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Por ejemplo, en Zaragoza, un ciudadano que estuviera en la calle cuando el mercurio marcaba 6,4 grados y el viento soplaba a 67 kilómetros por hora, sentiría en realidad una sensación de frío equivalente a 9 grados bajo cero.

Las heladas han encontrado, además del viento, a otro buen aliado: el cielo despejado. Por las noches, el calor que se ha acumulado durante el día se escapa hacia la atmósfera haciendo que se enfríe el ambiente. Si hay nubes, estas impiden que el calor se vaya de forma tan acusada. Si está despejado, no encuentra obstáculos a su 'huida'.

El frío llega para quedarse. Hoy y mañana se mantendrán las temperaturas con unas máximas que se acercarán a los 20 grados en prácticamente todo Aragón -excepto en el Pirineo y algunos puntos de Teruel que serán inferiores- y las mínimas estarán en los 6 grados en el Valle del Ebro. El cielo continuará despejado y habrá heladas débiles en zonas de montaña. Las rachas fuertes dejarán paso a vientos moderados del norte que harán que la sensación térmica no sea tan fría como ayer, según apuntaron desde la delegación de Aragón de la Aemet.

A partir del lunes por la noche se prevé que llegue a la península el primer temporal de lluvias del atlántico de la temporada, que confirmará el otoño meteorológico. Este frente entrará por Galicia y abrirá una semana de sucesivos frentes atlánticos que irán atravesando el país hasta el sábado. "Será una situación que hace tiempo que no vemos e, incluso, se echaba en falta. Es decir, será una típica sucesión de frentes cálidos y fríos, con aire atlántico del oeste y del suroeste", afirmó el portavoz de la Aemet, Ángel Rivera. Esto dejará temperaturas máximas de entre 13 y 16 grados, y mínimas con valores de entre 7 y 10.

La próxima semana podrían aparecer también las primeras nieves en las zonas de montaña alta, pero siempre por encima de los 1.800 o 2.000 metros.

Plan para las futuras nevadas

Con este panorama, las provincias donde las nevadas son más habituales han comenzado ya a preparar sus planes para el frío. De hecho, Teruel activó ayer su plan de vialidad invernal 2009-2010 con el que se pretende mantener las carreteras en condiciones de seguridad y fluidez cuando nieve.

La decisión se tomó en el transcurso de la reunión del Comité Asesor celebrada en la Subdelegación del Gobierno de Teruel. Según lo acordado, para esta campaña se contará con 34 máquinas quitanieves, 23 silos de sal, cinco plantas de salmuera, 17 estaciones meteorológicas, diez aspersores de salmuera en viaductos, tres paneles informativos y 74 cámaras para explotación.

Etiquetas