Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EL DÍA A DÍA

Una mañana en la consulta del doctor

Recibir a los pacientes, escucharlos, chequearlos, recetarles el tratamiento y concertar nuevas citas con ellos. Estas son algunas de las tareas que a lo largo de su jornada realiza un médico de atención primaria.

El doctor Luis Gimeno es médico de familia en el centro de salud San Pablo. Lleva dos años trabajando en este ambulatorio y, según anuncia a algunos de sus pacientes que lo visitan por primera vez, será su doctor por un tiempo. Su jornada laboral se reparte entre la atención a los pacientes en la consulta, las visitas a los domicilios, las reuniones de equipo y los trámites burocráticos. Asegura que esta última labor no le parece mal, siempre y cuando sea "clínicamente relevante y proporcionada". Pero reconoce que también existe un "papeleo absurdo" que podría simplificarse. Así fue el día de ayer en la consulta del doctor Gimeno.

 

8.00 Luis Gimeno llega al centro de Salud San Pablo. La primera media hora de su jornada la dedica a revisar los resultados de los análisis que llegan a su consulta. La mayoría lo hacen de manera informatizada, pero algunos más específicos que deben enviarse al hospital llegan en papel. Es él quien se encarga de pasarlos a ordenador. Durante este tiempo también firma alguna receta de largo tratamiento.

 

8.30 Empieza la consulta. Los primeros pacientes llegan a la sala de espera.

 

9.00 Entra una mujer de Guinea Ecuatorial. Llevaba tiempo sin ir al ambulatorio y el doctor Gimeno no la conoce. Antes de hacerle el chequeo, le comenta que está realizando, junto con otros médicos, un proyecto de investigación sobre los hábitos sanitarios de los inmigrantes que vuelven a sus países de origen. La mujer participa y responde a un cuestionario.

 

9.30 Tras la primera hora de consulta ha recibido a cinco pacientes y ha firmado varias recetas.

 

10.00 La siguiente en llegar es un mujer magrebí que apenas habla español. Tiene síntomas de catarro. El doctor guarda silencio y una voz se oye en la consulta. Es la de su ordenador que, en árabe, pregunta a la paciente qué síntomas tiene. ¿Tos?, ¿congestión?, ¿fiebre? Gimeno escribe la receta en español, pero el ordenador la traduce para que la mujer no tenga dudas.

 

10.30 Otra paciente entra con un bote de orina. Parece que puede tener alguna infección y el doctor quiere salir de dudas lo antes posible. Introduce una tira de papel y los colores que aparecen le indican el resultado. Gimeno aprovecha la ocasión. "¿Se ha vacunado este año?". La respuesta es negativa. No importa, él mismo le pide cita con la enfermera. En media hora tendrá la vacuna puesta.

 

10.45 Hasta este momento ha tratado un cuadro depresivo, dolores articulares y algún cuadro catarral. Llega la hora del descanso. Los médicos se reúnen para tomar un café, comentar la mañana, recordar las tareas...

11.00 Retoma la consulta. En este segundo tramo llegan varios cuadros de gripe A, algún cuadro depresivo, una cefalea, la cura de un pequeño sangrado...

 

12.00 Prepara el parte de baja de un paciente operado de cáncer hace unas semanas.

 

12.30 Una joven llega a por una receta. El doctor aprovecha para preguntarle sobre sexualidad y anticoncepción y conciertan una cita con ella la semana que viene para informarla sobre los distintos métodos.

 

13.40 Llega el turno de una consulta específica para la deshabituación del tabaco.

 

14.00 Gimeno recibe y escribe en la historia clínica de un paciente el informe sobre una prueba que le han realizado recientemente. Después, retoma una tarea dejada a medias a las 8.30: la firma de recetas de los pacientes crónicos. Tiene las de 18 personas que pasarán a recogerlas por Admisión.

 

14.15 Llega el momento de la reunión de equipo. El tema: 'La atención a personas que han sufrido una agresión sexual'.

 

15.10 Últimos papeles. Revisa un informe sobre consumo farmacéutico que le han enviado de Dirección y envía una nota a los pacientes de algunas de las recetas de larga duración que han planteado problemas.

 

15.30 A casa. El doctor Gimeno ha atendido 34 pacientes. Para la tarde no ha recibido ningún aviso de visita a domicilio y tampoco tenía ninguna programada.

Etiquetas