Aragón

HASTA EL DOMINGO 18 DE DICIEMBRE

Una exposición recuerda a las víctimas del terrorismo en Zaragoza

Cerca de 900 personas han sido asesinadas en los 50 años de actividad de ETA. La muestra intenta "mantener vivo" el significado de la "lacra terrorista" para la sociedad.

Una exposición recuerda a las víctimas del terrorismo en Zaragoza
EFE. JAVIER CEBOLLADA

El Centro Cívico 'Esquinas del Psiquiátrico' de la capital aragonesa inaugura este lunes la exposición itinerante 'La Guardia Civil, Escudo de la Democracia frente al terrorismo'. La muestra, que podrá visitarse hasta este domingo, recuerda a todas las víctimas del terrorismo e intenta "mantener vivo" el significado de la "lacra terrorista" para la sociedad.

El delegado del Gobierno en Aragón en funciones, Javier Fernández, acompañado por el general jefe de la VII Zona, Germán Gómez, el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, y la concejal del Ayuntamiento de Zaragoza, Lola Campos, entre otras autoridades, han asistido al acto de inauguración de esta muestra, en el que también han participado miembros de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) en Aragón, con su delegada Ana López.

En declaraciones a los medios de comunicación, el delegado en funciones, Javier Fernández, ha mencionado el comunicado hecho público por ETA el pasado 20 de octubre en el que aseguraba que "su voluntad ya no es la de asesinar, pero lo que no podemos hacer es pensar que eso es un punto y final y que debemos olvidarnos de todo lo ocurrido", ha advertido.

Cerca de 900 personas han sido asesinadas en estos 50 años en los que la banda "ha estado matando a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pero también a militares y a personas de partidos políticos y ciudadanos anónimos que han tenido la desgracia de pasar en un momento determinado por donde se encontraba una bomba".

Por ello, Fernández ha realizado "un llamamiento a todos los ciudadanos que viven en Zaragoza para que vengan a ver la exposición" porque "es importante que veamos estas caras" de las personas que han sido asesinadas para no olvidar lo sucedido.

"Me temo que desde este momento en el que oficialmente han dicho que van a dejar de matar se va a intentar reconstruir un pasado falso y todos tenemos que armarnos de la mejor manera posible para recordar este horror estúpido y absurdo que no conduce absolutamente a nada, que no han conseguido nada y es bueno que lo veamos" para poder recordarlo.

El delegado ha apreciado que si la banda ha anunciado que no matará más es gracias al "magnífico trabajo" que han realizado durante estos años la Guardia Civil y las Fuerzas de Seguridad del Estado que han conseguido dejar a ETA "prácticamente sin ningún comando y lo que quedan ya son pequeños pasos".

Al respecto, ha agregado que "es cierto que hace falta que digan que formalmente se disuelven, que digan donde están las armas y que se verifique, pero el 20 de octubre es una fecha importante para todos nosotros", ha aseverado.

El recorrido de esta exposición comienza con un vídeo en el que se explica el procedimiento que sigue la Guardia Civil desde que recibe el aviso de una amenaza de bomba hasta que desactiva el artefacto y detiene al terrorista.

A continuación, una serie de paneles recuerdan atentados de la banda terrorista ETA, de otros grupos como los GRAPO o el Frente Revolucionario Antifascista Patriótico (FRAP), la acción del terrorismo islamista y detallan la lucha de la Guardia Civil contra el terror.

También las víctimas centran la exposición, con un panel con las fotografías de todos los agentes de la Benemérita asesinados por terroristas. El primer y el último asesinado de la banda ETA son dos guardias civiles y en el primer caso era un joven guardia civil de 25 años que en 1968 regulaba el tráfico en la carretera nacional Madrid-Irún.

Al dar el alto a un turismo recibió cinco balazos y fue un camionero quien avisó a su compañero de lo sucedido. Ese otro guardia civil que perdió a su compañero también falleció el 31 de enero de 1979 en otro atentado de ETA.

El responsable de Comunicación de la Guardia Civil, Francisco José López, ha señalado que la Benemérita ha sido "uno de los cuerpos de seguridad del Estado más afectados" por la actividad terrorista, aunque también "han sido numerosas las víctimas en todas las profesiones y estamentos" que han sufrido "esta lacra".

857 víctimas de ETA

De hecho, la primera víctima de la banda fue una niña de 22 meses que murió en 1960 a consecuencia del incendio provocado por un artefacto colocado en la estación ferroviaria de Amara, en San Sebastián. Entre 1960 y el año 2010, ETA ha asesinado a 857 personas; mientras que 213 personas han fallecido a causa del terrorismo islamista, 83 por actos del GRAPO y cinco a manos del FRAP.

Junto a los paneles explicativos, en los que se destacan los atentados ocurridos en Aragón y el comunicado de ETA hecho público en octubre por el que anunciaban el cese de su actividad armada, el público zaragozano puede ver artefactos y dispositivos de la Guardia Civil que utilizan en su trabajo.

Así, se exponen las granadas lanzadas contra el aeropuerto de Zaragoza en 2005, una carta bomba y artefactos ocultos en distintos elementos, como un macetero. Asimismo, se muestran los detectores y trajes que utilizan los especialistas en explosivos en las tareas de desactivación de bombas.

Francisco José López ha concluido al subrayar que "es importante que todos nos concienciemos del daño y de la ingrata repercusión" que el terrorismo y ETA tienen en la sociedad "y el sufrimiento que deja en las víctimas y los familiares de las víctimas".

Etiquetas