Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DE ALTA GAMA

Una empresa aragonesa recupera cada año 800 coches robados

Centro Zaragoza es la única entidad privada en España que trabaja con la Policía para resolver estos casos.En las últimas semanas participa en una operación especial en el Sur y el Levante.

Dos trabajadores de Centro Zaragoza trabajan para identificar dos coches de alta gama recuperados estos días.
Una empresa aragonesa recupera cada año 800 coches robados
ESTHER CASAS

Audis Q7, BMW X5, Porsche Cayenne? Son coches de alta gama y, en muchas ocasiones, el objetivo de bandas organizadas que intentan sacarlos del país o vender sus piezas. Cientos de ellos se recuperan cada año gracias a la colaboración de una empresa privada aragonesa con la Policía y la Guardia Civil. Se trata de Centro Zaragoza (Centro de Investigación sobre Reparación de Vehículos S. A.), una entidad que pertenece a las 22 aseguradoras del automóvil más poderosas de España y a otras en Portugal.

La entidad trabaja estas semanas en una operación especial en el Sur y el Levante del país para identificar los automóviles que las bandas están intentando sacar al extranjero aprovechando los meses de verano, y que son derivados, sobre todo, a África y Europa del Este.

Cada año, esta empresa -la única privada autorizada en España para este tipo de funciones- ayuda a localizar, identificar y volver a poner en circulación 800 vehículos, casi todos de gama media o alta que tienen precios a partir de los 50.000 ó 60.000 euros. Para lograrlo, la entidad tiene un sistema central comunicado con el de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Cuando el dueño del coche sustraído da parte del robo, los datos llegan a Centro Zaragoza que, a su vez, comunica a las aseguradoras con la Policía. De esta forma, desde cada comisaría, los agentes pueden conectarse al sistema y conocer los datos del turismo: matrícula, modelo, color...

En el caso de la operación que está llevando a cabo en el Sur y el Levante, Centro Zaragoza ha desplazado a varios expertos a estas zonas, que identifican el coche y dan la pista a los agentes. Después, es la Policía la que da el alto a los conductores o a los responsables.

"Además, hemos establecido contacto directo con agentes de los Países del Este, gracias a convenios internacionales, y por eso podemos actuar también allí", explica el subdirector de Centro Zaragoza, Mariano Bistuer. La recuperación de algunos coches era complicada hasta hace poco por las trabas burocráticas.

La mayoría de estos automóviles se roban 'sobre pedido'. Bistuer recuerda, por ejemplo, cómo las mafias intentaron hacerse con el primer camión de coches modelo Audi Q7 que salió de fábrica. La banda ya lo tenía todo preparado para sacarlos del país en un barco que salía de Cataluña, pero el robo se pudo evitar. "Muchos intentan transportarlos en barco, dentro de contenedores, donde simulan que hay electrodomésticos", añade.

Asimismo, en el año 2006 consiguieron impedir la salida de 25 coches de alta gama que habían sido robados en España y en otros países y que estaban en el recinto portuario de La Luz de Las Palmas en régimen de tránsito a la espera de embarque hacia Mauritania.

¿Dónde se roba?

La mayoría de los robos de vehículos de este tipo se hacen, como es lógico, en zonas en las que hay empresarios y particulares de alto poder adquisitivo. Ahora están proliferando las bandas del Este de Europa, aunque los delincuentes suelen tener personas de enlace de nacionalidad española.

"Las mafias saben que están en el punto de mira y tienen sus trucos. Muchas trabajan como auténticas redes organizadas y mejoran sus recursos continuamente", destaca Mariano Bistuer. Para conocer su modus operandi y combatir este tipo de delincuencia, en Centro Zaragoza se hacen cursos muy específicos de formación para miembros de la Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos y de la Ertzaintza.

Gracias a todo este trabajo, se recuperan entre el 70% y el 80% de los coches de alta gama sustraídos, pero a un 20% se les pierde la pista para siempre. Dentro de España, las bandas actúan sobre todo en Cataluña y Madrid -desde ahí se notifican el 55% de los robos-. Un 10% tienen lugar en el Levante, otro 15% en la zona de Málaga, Algeciras y Almería y otro 5% se concentra en Galicia, zona de paso a Portugal y donde muchos coches tienen como destino el narcotráfico.

De todos, un 25% aproximadamente acaba en el extranjero, la mayoría (un 60%) en los Países del Este, sobre todo en Rumanía, Letonia o Polonia. Otro 15% del tráfico de coches es para el norte de África, siendo Marruecos uno de los destinos más comunes. Muchos coches son usados íntegros, pero en el caso de otros interesan las piezas, y por eso se desguazan incluso antes de salir del país.

Etiquetas