Aragón
Suscríbete por 1€

EXPECTACIÓN MEDIÁTICA

Una declaración televisada

El abogado Viladés, ante periodistas y curiosos.
Una declaración televisada
r. gobantes/j. blasco

Ni el procesamiento de los dos presuntos secuestradores del Alakrana, ni el inicio de la vacunación contra la gripe A, ni siquiera el viaje de Obama a China. El testimonio de Santiago Mainar en la Audiencia de Huesca por el asesinato del alcalde de Fago acaparó ayer las portadas de la mayoría de telediarios, informativos de radio y páginas web de periódicos del panorama nacional.

La expectación fue tal que algunas televisiones y medios digitales optaron por emitir íntegramente y en directo la señal que proporcionaban las cuatro cámaras colocadas en la sala. Este hecho provocó el malestar del tribunal, que advirtió de que "en ningún momento ha autorizado expresamente la emisión íntegra de las imagenes y del sonido". En una nota de prensa, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) precisa que la autorización de las cámaras en la sala se hizo para garantizar el acceso al juicio de todos los medios de comunicación, en cumplimiento de la doctrina del Tribunal Constitucional, y para facilitar el seguimiento de la vista.

 

El principal problema es la posible contaminación de los testigos y peritos, por lo que recuerda que no está permitida la difusión "íntegra y de forma literal, ni en directo ni en diferido" de los testimonios.

 

La repercusión mediática sin precedentes en la historia judicial de Aragón fue la esperada habida cuenta de que ayer 'acamparon' en la plaza de Luis López Allué, aneja a la sede judicial, más de 190 periodistas de 35 medios informativos que convirtieron este emblemático espacio del casco antiguo de Huesca en un gran plató de televisión.

 

Finalmente apenas una decena de periodistas accedieron a la sala de vistas, por lo que la inmensa mayoría optaron por seguir las dos horas y media que duró la primera sesión del juicio desde el pabellón de prensa que había habilitado el Tribunal Superior de Justicia en el centro de la plaza.

Dentro y fuera de la sala

La señal de televisión la proporcionó Aragón TV, que disponía de cuatro cámaras en la sala enfocando al tribunal, el acusado y los bancos de la acusación y la defensa. Esta señal se emitía vía satélite. Fuentes de Aragón Televisión comentaron que había sido solicitada por 12 televisiones de la Forta y todas las nacionales.

 

Pero fuera de la Audiencia Provincial eran decenas las cámaras que captaban la entrada y salida de Santiago Mainar o de los abogados y ofrecían retransmisiones en directo para los informativos y los programas matinales de televisión.

 

Periodistas de todo el país viajaron a Huesca para cubrir la noticia. Iñaki Errea, de Euskal Telebista, estuvo hace unos días en la vista oral por el asesinato de Nagore Laffage en Pamplona, donde, pese al interés del caso, no se congregaron tantos medios. En su opinión, la realización televisiva marca un hito en la cobertura de los juicios y alabó la infraestructura montada por el TSJA.

 

Junto a los medios, fueron también protagonistas una treintena de agentes de la Policía Nacional y Local que desde el amanecer, literalmente, se repartierton por los alrededores de la Audiencia para regular el despliegue mediático. Se cuidó hasta el mínimo detalle en el ámbito de seguridad, hasta el punto de que se desplazaron a Huesca especialistas en la inspección del subsuelo, que sellaron las alcantarillas, y perros rastreadores de explosivos para descartar cualquier incidente.

Etiquetas