Despliega el menú
Aragón

PRESTACIONES SOCIALES

Un tercio de los aragoneses con derecho a prestación por Dependencia no la cobra

Este ha sido el primer año que el gasto en esta partida ha descendido porque el ritmo de fallecidos dependientes supera al número de personas que forman parte del llamado 'limbo de la dependencia'.

Uno de cada tres dependientes en España, es decir, 312.244 personas, tiene derecho a cobrar una prestación por dependencia pero no la cobra, una proporción similar a la media aragonesa, situada en un 33,3%.

Esta situación se agrava en el caso de Canarias (el 57,9% de los afectados), Galicia (45,4%) y Comunidad Valenciana (42,1%).

La situación no es mejor en Baleares, donde el 38,7% de los dependientes no recibe atención, seguida de Cataluña, con el 34,7%; de Aragón y Extremadura, ambas con el 33,3%; de Murcia (31%), Asturias (30,6%) y Castilla-La Mancha (30%).

Por debajo del 30% están Andalucía (28,8%), Navarra (24,8%), Madrid (17,5%), País Vasco (15,4%), Cantabria (14,4%), La Rioja (13,4%), Ceuta y Melilla (9,1%) y Castilla y León (7,5%).

Según el presidente de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, José Manuel Ramírez, estos "vergonzosos porcentajes" son un reflejo de lo que se conoce como el "limbo de la dependencia", es decir, el número de beneficiarios que tienen derecho a estas ayudas pero que aún están esperando a que sus autonomías aprueben el Plan Individualizado de Atención (PIA), requisito necesario para recibir estas prestaciones.

Actualmente, el sistema de dependencia cuenta con 741.713 beneficiarios; personas y familias que reciben prestaciones y servicios por derecho reconocido.

Sin embargo, precisa Ramírez, en este último año, el promedio mensual de beneficiarios ha sido de 6.649 (tres veces menos que en años anteriores).

Además, para Ramírez resulta "preocupante" que la tendencia desde mayo de este año haya sido decreciente y que en el último mes la variación haya sido negativa, lo que significa que mueren más dependientes de los que ingresan en el sistema.

De hecho, en el último semestre de 2011, solo el País Vasco, Andalucía, Madrid y Castilla y León han aumentado el número de beneficiarios, aunque moderadamente, mientras que en las restantes autonomías las nuevas incorporaciones se han frenado o incluso caído (Aragón, Valencia, Asturias, Navarra, Extremadura y Castilla La Mancha).

Ramírez advierte también de que desde que se puso en marcha el sistema de dependencia, hace un lustro, éste ha sido el primer año en el que el gasto se ha reducido, ya que el ritmo de fallecidos dependientes supera al número de personas que forman parte del limbo de la dependencia y que, por tanto, no se benefician de esta ley.

En concreto, en 2011, han fallecido 60.000 grandes dependientes, precisa Ramírez.

Etiquetas