Despliega el menú
Aragón

SUCESOS

Un reguero de imprudencias mortales

.

Atropello mortal en la discoteca oscense Manhattan
Atropello mortal en la discoteca oscense Manhattan
JAVIER BLASCO

Si algún accidente mortal por imprudencia grave del conductor ha saltado a la fama en los últimos años ha sido el del bailaor Juan Manuel Fernández Montoya 'Farruquito', quien en 2006 fue condenado a tres años de prisión por atropellar a un hombre en Sevilla, darse a la fuga e intentar inculpar por esos hechos a uno de sus hermanos.

Sin embargo, en Aragón también existen numerosos casos similares que han generado más o menos alarma social y que en general se han saldado con una condena a varios -no muchos- años de cárcel. No obstante, también existen excepciones y sentencias que, por las razones que el juez haya considerado oportunas, han dejado el castigo en una pena que no conlleva el ingreso en prisión o que se limita a imponer una multa.

Un conductor ebrio mata a dos personas y hiere a otras seis en la acera del Continente. Cuatro años de prisión. Un caso casi idéntico al de la discoteca Man- hattan de Huesca se produjo en Zaragoza hace 12 años. El 20 de noviembre de 1999, un conductor ebrio de 52 años atropelló con su furgoneta a ocho personas en la acera del hipermercado Continente (actual Carrefour) de la avenida de Navarra de la capital aragonesa. Dos de las víctimas -un padre y su hija- murieron y el resto sufrieron lesiones graves e incluso amputaciones. Miguel Moreno Sancho ingresó en prisión por la alarma social que generó el caso, pero semanas después quedó en libertad provisional después de que su abogada depositara una fianza de un millón de pesetas (6.000 euros).

El juicio se celebró en septiembre de 2003, y el acusado fue condenado a cuatro años de prisión como autor de dos delitos de homicidio, seis de lesiones y uno contra la seguridad del tráfico por conducir bajo los efectos del alcohol. La pena satisfizo a la Fiscalía y a las acusaciones, y fue confirmada meses después por la Audiencia Provincial de Zaragoza.

Un joven ebrio y drogado mata a un hombre en un paso de cebra de la avenida Tenor Fleta y se da a la fuga. Dos años y nueve meses de prisión. El 28 de julio de 2007, un joven de 21 años que circulaba ebrio y bajo los efectos de cuatro tipos de drogas arrolló mortalmente a un hombre de 74 en un paso de cebra de la avenida Tenor Fleta de Zaragoza. La violencia del impacto fue tal que el cuerpo de la víctima salió despedido a una distancia de 22 metros, pero el conductor, Sergio García Sánchez, se dio a la fuga y fue detenido poco después cuando huía a pie.

Aunque la gravedad de los hechos hizo que el juez enviara al joven a prisión, salió en libertad bajo fianza cinco meses después. La Fiscalía pedía para él una pena de seis años de cárcel -uno menos de lo que reclamaba la acusación particular- por sendos delitos de imprudencia grave, omisión del deber de socorro y conducción temeraria. Sin embargo, en marzo de 2009 Sergio García Sánchez fue condenado a dos años y nueve meses de prisión tras un acuerdo entre las partes justo antes del juicio.

Un conductor arrolla a tres mujeres en un paso de cebra del puente de Hierro, mata a una de ellas y se entrega al día siguiente. Un año y medio de prisión. El 7 de julio de 2002, un joven de 25 años atropelló a tres mujeres -madre, hija y abuela- en un paso de cebra del puente de Hierro de Zaragoza matando a una, hiriendo de gravedad a las otras dos y dándose después a la fuga.

Amadeo Cossío Marcos fue acusado por el fiscal de un delito de homicidio y dos de lesiones, todos ellos por imprudencia grave, y se enfrentaba a una petición de dos años de cárcel que la acusación particular elevaba a tres años y medio. Sin embargo, el juez redujo la condena a un año y medio de prisión al considerar que las víctimas también tuvieron parte de culpa, ya que estaban cruzando con el semáforo en rojo.

Pierde el control del vehículo en vía Hispanidad, arranca una farola e impacta contra tres coches muriendo el copiloto. 1.460 euros de multa. En la madrugada del 30 de julio de 2003, el conductor de un vehículo en el que viajaban cuatro jóvenes perdió el control del mismo en la vía Hispani dad de Zaragoza, se subió por el bordillo que separa la calzada central de los carriles laterales, arrancó una farola e impactó contra tres coches que estaban aparcados. Tres de los ocupantes resultaron ilesos, pero el cuarto, que viajaba de copiloto, falleció días después.

El conductor fue acusado de un delito de homicidio por imprudencia y tanto el fiscal como la acusación particular le pedían un año de cárcel, pero en marzo de 2005 las partes llegaron a un acuerdo y Jesús Ángel M. C. fue condenado a una multa de 1.460 euros y a un año de retirada del permiso de conducir.

Una joven muere atropellada en la calle Alfonso por un joven que se entregó horas después. Cinco años de prisión. En la madrugada del 13 de abril de 2007, una joven murió en la calle Alfonso de Zaragoza tras ser atropellada por un conductor de 21 años que se dio a la fuga y se entregó a la Policía horas después tras cumplir con su jornada de trabajo.

En un principio, Juan Rubén Alindado fue condenado a tres años y tres meses de prisión por un delito de homicidio imprudente y otro de omisión del deber de socorro. Posteriormente, la Audiencia Provincial de Zaragoza aumentó la pena hasta los cinco años de cárcel al considerar benigno el castigo inicial y "gravísimas" las circunstancias del accidente. En el momento del accidente el conductor iba acompañado de otras dos personas que fueron absueltas de un delito de omisión del deber de socorro.

Un joven sin carné le quita el coche a su padre, provoca un accidente mortal en Alagón, huye y se entrega poco después. 180 euros de multa. El 26 de febrero de 2008, un joven de 18 años provocó un accidente en cadena en la A-68 a la altura de Alagón que afectó a cuatro vehículos y se saldó con un fallecido. I. G. S. no tenía carné de conducir y le había quitado el coche a su padre sin que este le diera permiso. Además, se dio a la fuga, aunque poco después se entregó a la Guardia Civil.

El fiscal pidió para el joven dos años de prisión por homicidio imprudente y la acusación particular, cuatro. Sin embargo, la juez se limitó a imponerle una multa de 180 euros por considerar los hechos una falta de imprudencia leve -el accidente se produjo cuando el conductor se incorporó a la autovía a una velocidad demasiado lenta, y entonces conducir sin carné todavía no era delito como lo es ahora-.

El atropello de la Manhattan. A las 6.45 del 28 de julio de 2007, Víctor Manuel Gómez Rivero circulaba a 106 kilómetros por hora bajo la influencia del alcohol y las drogas cuando atropelló a un grupo de clientes que salían de la discoteca Manhattan de Huesca. Dos personas murieron y siete resultaron heridas, tres de ellas graves.

Etiquetas