Despliega el menú
Aragón

EN LOS LABORATORIOS DE LA UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA

Un centenar de jóvenes 'aprenden' a ser científicos

Por noveno año consecutivo, un centenar de alumnos de bachillerato aprenden a fabricar geles o perfumes, observan rocas por el microscopio o estudian los terremotos.

Algunos estudiantes en los laboratorios de la Universidad de Zaragoza
Un centenar de jóvenes 'aprenden' a ser científicos
ESTHER CASAS

Un centenar de estudiantes, de 16 y 17 años, "aprenden" durante esta semana a ser científicos en laboratorios de la Universidad de Zaragoza, donde se les ofrece la posibilidad de hacer geles o perfumes, observar rocas por un microscopio o conocer como se estudian los terremotos.

Esta iniciativa, que desarrolla hasta el viernes la Facultad de Ciencias por noveno año consecutivo, pretende que alumnos de primero y segundo de Bachillerato hagan una "inmersión completa" para conocer el "día a día" de la actividad de un científico, ha explicado la vicedecana de Proyección Social, Concepción Aldea, durante una visita de los medios de comunicación a los laboratorios.

Con la 'Semana de la Inmersión en la Ciencia' se quiere alentar en los futuros universitarios la vocación y el espíritu de conocer cosas nuevas, dándoles la oportunidad de experimentar técnicas y de estar con un científico, en su mayoría jóvenes, que les guían en las áreas en las que sienten interés, ha agregado.

También es una forma de quitarles el miedo y de reforzar la idea de que la ciencia, que se encuentra presente en todos los ámbitos de la vida, es "divertida y muy pasional", según Aldea.

En esta ocasión han sido seleccionados un total de 96 alumnos de 64 centros de Secundaria, aunque habían solicitado participar en esta iniciativa 269, un total de 68 más que el año anterior, de los que el 79% fueron de la provincia de Zaragoza, el 14%  de la de Huesca y el 7%  de Teruel.

Del total de solicitudes para participar en esta iniciativa, que cuenta con financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), un 78 por ciento procede de centros públicos y el resto, un 22 por ciento, de colegios privados.

Entre los laboratorios implicados, los de Bioquímica han sido los más demandados, por 105 estudiantes, aunque finalmente fueron doce los seleccionados, un número igual que para los de Matemáticas, mientras que los de Física y Óptica han contado con 25 y Geología, con ocho.

Sin embargo, las instalaciones que acogen más estudiantes son las de Química, con 39, en los que los alumnos, con sus batas blancas de científicos, hacen ejercicios muy sencillos, entre ellos pesar productos, mezclar en pipetas o sintetizar polímeros, ha explicado el profesor Francisco Fernández, encargado de tutelar esta actividad.

A uno de estos escolares, Pablo, del Jerónimo Zurita de Zaragoza, se le despertó la vocación científica el año pasado al hacer experimentos en el colegio y ahora quiere comprobar si le gusta lo suficiente como para hacer una carrera de Ciencias, según ha dicho.

Mientras que Cristina, del Instituto Joaquín Costa, de la localidad zaragozana de Cariñena, ha explicado, mientras fabricaba perfume, que se ha apuntado a la "Semana de Inmersión" porque quería conocer lo que se hace en los laboratorios.

En los laboratorios de Geología, Alejandra, del Instituto de La Almunia de Doña Godina (Zaragoza), ha manifestado que quería comenzar el próximo año los estudios en esta área por lo que deseaba conocer antes el campus y los profesores. "Lo tenía muy claro y ahora más que seguro", ha agregado, a la vez que ha señalado que lo que más le gusta es la vulcanología.

Durante estos días, los futuros universitarios experimentarán con biosensores, cristales líquidos, química verde, tratamientos del agua y aprender sobre la reparación de fósiles, maniobras orbitales, materia oscura y física de neutrinos y aceros magnéticos, entre otros.

Etiquetas