Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Un barranquista fallece ahogado en Torla y un montañero se despeña en Gistaín

Las dos víctimas elevan a 24 el número de personas muertas este año en diferentes accidentes en el Pirineo, siete más de las que perdieron la vida en todo el 2009El deportista que murió ahogado en el cauce del barranco de los Navarros iba acompañado de un joven que se salvó gracias a la rápida actuación de la Guardia Civil.

Dos guardiaciviles de Boltaña esperan, junto al cadáver, a que llegue el helicóptero para evacuar el cuerpo del francés que se despeñó en el pico Bachimala (Gistaín).
Un barranquista fallece ahogado en Torla y un montañero se despeña en Gistaín
GREIM DE BOLTAÑA

Huesca. Sobrarbe vivió ayer otra jornada negra en la montaña con dos personas fallecidas en Gistaín y Torla. El primer suceso tuvo lugar en el pico Bachimala, donde un francés se despeñó en la tarde del sábado, aunque no pudo ser evacuado hasta ayer. El segundo accidente mortal se registró en una poza del barranco de los Navarros, en la que falleció ahogado un barranquista de la Comunidad Foral, si bien su compañero pudo ser rescatado vivo.

La tragedia comenzó en la tarde del sábado. Pierre D. I, de 52 años y vecino de Toulouse, descendía del pico Bahimala (Gistaín) junto a dos compañeros franceses más. Según relató Sergio Rodríguez, el teniente que está al frente de los equipos de rescate de la Guardia Civil de Huesca, el grupo de amigos se encontraba en una zona de crestas, de la que comenzaba a descender, cuando uno de ellos sufrió una fatal caída y se despeñó por una ladera.

Sus dos compañeros enseguida dieron aviso a los servicios de emergencia, pero al tratarse de una zona fronteriza, la alerta entró en el Pelotón de Alta Montaña de la Gendarmería francesa de la Pierrafitte, confirmó Sergio Rodríguez. Fueron ellos quienes, posteriormente, alertaron a la Guardia Civil a las 21.20 lo sucedido, y estos se hicieron cargo del rescate. Efectivo de Boltaña, según relató el teniente de montaña, acudieron esa misma noche hasta el lugar del accidente, donde comprobaron que ya nada se podía hacer por la vida del montañero francés. Fue este el motivo por el que la evacuación del cadáver se pospuso hasta la mañana de ayer con el fin de aprovechar la luz del día.

A primera hora, y con apoyo del helicóptero, los agentes de la Guardia Civil de Montaña evacuaron el cuerpo del fallecido hasta el depósito de cadáveres de Boltaña. Según informó la Subdelegación de Gobierno en Huesca, finalizaron las tareas a las 9,30.

Unas horas más tarde entraba un nuevo aviso, también para el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de Boltaña: dos personas que realizaban el descenso del barranco de los Navarros (Torla) se encontraban en apuros. Había sido un grupo de senderistas que transitaba por la zona quien había oído los gritos de uno de los deportistas pidiendo socorro y alertó de lo que ocurría a los equipos de emergencia.

Fuentes de la Benemérita explicaron que un grupo de agentes de montaña que se encontraba en la zona realizando unas prácticas se personó de inmediato en el lugar, pero José Ramón Pascal León, de 48 años ya había fallecido ahogado. El hombre resbaló en una roca y cayó en un 'rebufo' de agua. No pudo salir de la corriente y murió ahogado,. Su compañero también se vio atrapado por la fuerza del agua en este salto que los barranquistas rapelan (bajan con cuerdas) y los agentes tuvieron que auxiliarle porque se encontraba "en situación de riesgo". No obstante, Miguel C. M., de 19 años, salió ileso. Ambos, José Ramón y Miguel, se conocían de unos cursos de barranquismo a los que se habían apuntado en Sallent de Gállego.

En las tareas de socorro también participó una médico del 061 y el helicóptero de la Guardia Civil que trasladó sobre las 15.30 el cuerpo sin vida de José Ramón Pascal, vecino de Aoiz -localidad navarra en la que trabajaba como encargado en la fábrica de Cotalsa-, hasta el depósito de cadáveres de Boltaña. Al lugar se acercaron, nada más conocer la noticia, algunos de sus familiares llegados desde la Comunidad Foral.

Cabe reseñar que no es el primer accidente mortal que se registra en el barranco de los Navarros este año. A finales de agosto, una joven madrileña también quedó bloqueada a merced del agua en una zona rápida de la corriente y murió ahogada.

Una larga lista

Con los dos accidentes mortales de ayer ya son 24 las personas que han fallecido en la montaña altoaragonesa en diferentes accidentes, siete más que en todo 2009, año en el que murieron, según las estadísticas de la Guardia Civil, 17 deportistas.

Este 2010 arrancó con un fatal suceso en el que murieron tres personas de una misma familia de Pamplona. Todos ellos fueron sepultados por un alud cuando intentaban ascender a Collarada (Villanúa). Sin embargo han sido los meses de mayo y julio los más trágicos, con seis muertos en cada uno de ellos.

Además, cabe recordar que desde el pasado 13 de septiembre nada se sabe de un ciudadano danés que salió de excursión en Benasque y nunca regresó a su hotel.

Etiquetas