Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SALUD

Un ácaro pequeño y molesto que no entiende de clases

Los cálculos hablan de que 300 millones de personas contraen al año la sarna en todo el mundo. Afortunadamente, su tratamiento es sencillo y eficaz

Un ácaro pequeño y molesto que no entiende de clases
Un ácaro pequeño y molesto que no entiende de clases
HERALDO

Aunque tiene fama de darse en zonas marginales o degradadas, la sarna no entiende de clase, raza, edad o condición. Tampoco, en contra de lo que se piensa, depende de la higiene personal. El responsable de los -de momento- 40 afectados en Calatayud es un ácaro llamado 'Sarcoptes Scabiei', redondo, con ocho patas y que apenas llega a los 0,4 milímetros de longitud. En el exterior no sobrevive más de cuatro días, pero dentro de un organismo puede alargar su vida hasta un mes. Se calcula que causa picores al ser humano desde hace más de 2.500 años y que cada año afecta a más de 300 millones de personas en el mundo.

El que ha afectado al Hospital Ernest Lluch de Calatayud es el que provoca la llamada sarna noruega, especialmente contagiosa. Su manera de extenderse es el contacto directo con los afectados -incluidas las relaciones sexuales- o bien con su ropa, toallas o sábanas. Por ello, los casos con mayor número de contagios suelen darse en hospitales, guarderías o residencias de ancianos, así como en lugares donde las personas viven más hacinadas. También este es el motivo de que los familiares y amigos cercanos de los afectados tengan que recibir tratamiento y que se recomiende un lavado de la ropa que haya estado en contacto con los enfermos utilizando el ciclo caliente de la lavadora.

El ácaro gusta de alojarse en las grietas o zonas rugosas del cuerpo, como entre los dedos, en los codos, las muñecas... También se siente cómodo en las zonas que tienen más calor, como debajo de las pulseras o brazaletes o en las gomas de la ropa interior. La hembra del 'Sarcoptes Scabiei' excava un túnel en la piel, pone huevos y produce reacciones muy alergénicas. Las larvas salen de los huevos y se dirigen a la superficie de la piel. Si la higiene del afectado es buena, puede pasar hasta un mes hasta que note la picazón o infección.

Aunque es muy molesta por el picor que causa, la sarna no es considerada como una enfermedad grave. De hecho, su tratamiento es sencillo, rápido y, habitualmente, eficaz. Basta con una crema que contenga permetrina al 5 por ciento. Eso sí, debe aplicarse por todo el cuerpo, no solo por las zonas más afectadas. El 90 por ciento de las veces este tratamiento es efectivo en una sola dosis, con una aplicación de entre ocho y catorce horas. El tratamiento que antes era más usado es la loción de lindano al 1 por ciento, aunque en algunos casos extraños ha causado efectos secundarios a los pacientes. Habitualmente, el tratamiento se aplica al afectado y a su entorno más cercano.

Etiquetas