Despliega el menú
Aragón

DELINCUENCIA EN INTERNET

Tres detenidos en Zaragoza
por una estafa a través de correos electrónicos masivos

Los delincuentes bombardeaban miles de cuentas con falsas ofertas de empleo para las que los interesados debían realizar una transferencia a través de una empresa de envíos de dinero. Se estima que han estafado unos 66.000 euros.

Miembros del Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) de la Guardia Civil de Zaragoza iniciaron en el mes de junio de 2009 unas investigaciones en relación con una denuncia por una presunta estafa bancaria cometida a través de Internet, según informa la Delegación del Gobierno en Aragón. 

La operación se ha llevado a cabo en las provincias de Zaragoza, Madrid, Barcelona, Guadalajara, Gijón y Cáceres, dando como resultado la detención en la provincia de Barcelona de una persona como presunta autora de un delito de estafa bancaria y la imputación de otras tres en Madrid, Zaragoza y Avilés (Gijón) por el mismo delito. Todos ellos tienen edades comprendidas entre los 30 y 40 años y nacionalidades española, argentina y rumana. Existen otros dos implicados en los hechos que están pendientes de localización.

El modus operandi consiste en el envío de correos electrónicos masivos por una filial ficticia de una empresa ubicada en el extranjero, que actúa como una empresa de contratación laboral utilizando al parecer datos de desempleados, ofertando un contrato, para lo cual los interesados deben abrir una cuenta corriente en España en la que recibirán un dinero que ese mismo día deberán enviarlo a través de empresas de envío de dinero, nunca entidades bancarias, a un tercero determinado que se les indica al recibir la transferencia.

El dinero recibido por estos intermediarios contratados ha sido extraído previamente de cuentas bancarias de particulares o empresas de forma fraudulenta y sin autorización de sus titulares. A los contratados se les instruye para que formalicen las transferencias siempre a través de empresas de envío de dinero, nunca entidades bancarias, con la intención del ordenante de dificultar su seguimiento.

Según los datos recabados por la Guardia Civil, la estafa producida supera los 66.000 euros. Se continúan las investigaciones para determinar si existe relación entre la filial de la empresa que lleva a cabo las contrataciones y el que recaba los datos bancarios y realiza las extracciones ilegales de dinero a través de Internet en las cuentas de las empresas y particulares perjudicados.

En la Operación han colaborado miembros del Cuerpo Nacional de Policía de Elche (Alicante), que recibieron una denuncia de otra persona perjudicada por estos hechos.

Las diligencias y detenidos han sido puestos a disposición judicial.

Etiquetas