Despliega el menú
Aragón

NO SE HAN CUMPLIDO LAS PREVISIONES

Tres de cada diez depuradoras del plan especial aún no se han puesto en servicio

Las obras se anunciaron para 2007, pero el conflicto con Zaragoza y los problemas durante la tramitación han retrasado 39 de las 131 plantas. Las otras 92 ya sanean el 78% de los vertidos.

Inauguración de la depuradora de Saviñán, una de las 92 plantas que ya están en servicio.
Tres de cada diez depuradoras del plan especial aún no se han puesto en servicio
DGA

El Plan Especial de Depuración (PED) impulsado por la DGA en 2004 para sanear los vertidos de todos los grandes y medianos municipios de Aragón todavía tiene pendientes 39 depuradoras, el 30% del total. A pesar de que en un principio el Departamento de Medio Ambiente anunció que las 131 plantas previstas estarían terminadas para 2007, cuatro años después de que se cumpliera ese plazo todavía hay 18 instalaciones en obras y 21 que ni siquiera han empezado a construirse.

Por contra, las 92 depuradoras que sí han entrado en servicio han permitido que la Comunidad trate ya el 78% de sus aguas residuales, lo que supone un incremento de 18 puntos respecto a la situación de 2004. Las actuaciones restantes permitirán superar el 80%, y el porcentaje seguirá subiendo conforme se pongan en marcha las depuradoras del Pirineo -con las que se rebasará el 90%- y las del tercer y último plan -el que extenderá el saneamiento a todos los núcleos habitados de Aragón independientemente de su tamaño-.

Gran parte de los retrasos que acumula el PED se deben al conflicto surgido entre el Departamento de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Zaragoza por el canon de saneamiento. La Consejería de Economía no autorizó la salida a concurso de la tercera fase del plan hasta que se garantizó la incorporación de la capital aragonesa al sistema que financia la construcción de todas las infraestructuras previstas. Eso demoró casi tres años la adjudicación de 38 de las 39 plantas que todavía no se han puesto en marcha.

No obstante, la tercera fase del plan especial se lanzó entre octubre y noviembre de 2008. Más de dos años después, no solo no se ha terminado ninguna de esas 38 depuradoras, sino que 21 de ellas todavía se encuentran en fase de expropiaciones.

Fuentes del Departamento de Medio Ambiente achacan esos otros retrasos a la complejidad del proceso administrativo. «Una vez adjudicadas las distintas zonas en las que se divide el PED, ha habido que redactar y supervisar los proyectos de cada depuradora, y eso en muchos casos se ha alargado más de lo previsto -recuerdan las mismas fuentes-. Además, hemos tenido otra dificultad añadida que es la consecución de los suelos».

En las primeras fases del plan, Medio Ambiente intentó llegar a acuerdos de cesión con los propietarios de los terrenos que evitaran las expropiaciones. Sin embargo, los problemas surgidos llevaron al Departamento que dirige Alfredo Boné a decantarse por esa segunda opción a pesar de que su tramitación también resulta lenta y tortuosa.

Siempre según los datos proporcionados por el Gobierno de Aragón, actualmente ya están finalizadas 76 de las 77 depuradoras incluidas en la primera fase del plan especial -solo falta la de Moros-. Estas actuaciones se adjudicaron en diciembre de 2005.

También se han puesto en marcha 16 de las 17 plantas previstas en la segunda fase, la que se adjudicó en julio de 2006. En este caso, la que resta es la de Utebo, que también saneará los vertidos de Casetas, La Joyosa, Marlofa, Pinseque, Sobradiel, Torres de Berrellén, Garrapinillos y Villarrapa.

En la tercera y última fase del PED, la que se retrasó hasta finales de 2008, no hay ninguna depuradora terminada. En total, suman 37 instalaciones, y darán servicio a 49 municipios de 11 comarcas distintas.

Como sucedió con las que ya tienen depuradora, la gran mayoría de esas localidades pagan desde hace más de dos años la mitad del canon de saneamiento con el que se financia el PED. Las que aún no lo hacen han sido apercibidas para que empiecen a cobrarlo.

Etiquetas