Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CONFLICTO AÉREO

Total normalidad en el aeropuerto de Zaragoza con todos los vuelos operativos

La llegada del avión de Londres se demoró una hora por problemas en el tráfico aéreo.

Foto de archivo del aeropuerto de Zaragoza.
Total normalidad en el aeropuerto de Zaragoza con todos los vuelos operativos
ESTHER CASAS

Después del caos de los últimos días, la normalidad fue ayer la tónica dominante en el aeropuerto de Zaragoza donde los vuelos previstos operaron con normalidad. El único incidente destacable fue el retraso de casi una hora en la llegada del avión procedente de Londres, una demora que, según apuntaron desde Ryanair, pudo estar motivada por problemas en la regulación del tráfico aéreo en el aeropuerto de Stansted. Esta circunstancia provocó que la aeronave saliera de Zaragoza con destino a la capital del Támesis con casi otra hora de retraso.

Desde primeras horas de la mañana, los pasajeros embarcaron sin incidentes en sus aviones. A partir de las 8.00, salieron los tres primeros vuelos con destino a Madrid, Sevilla y París. El trayecto a Londres fue el que más demora acarreó, aunque los pasajeros calificaron este retraso como algo "cotidiano" en los aeropuertos nacionales.

"Después de lo que ha pasado en los últimos días, esperar media hora, o incluso una hora, sabiendo que después el avión te va a llevar a tu destino no es ningún problema, sino un incidente normal", apuntó Elvira Jericó.

Igual de tranquilos se mostraron Silvia Musgo y Sergio García, que llegaron ayer por la mañana desde Pamplona para embarcar con destino a Londres. "El sábado estuvimos un poco más preocupados, pero con el paso de las horas fuimos conscientes de que la situación estaba controlada", apuntó García. El pamplonica recordaba divertido la odisea del F.C. Barcelona para poder jugar en Pamplona el pasado sábado por la noche. "Nosotros hemos sido más previsores y hemos llegado a Zaragoza en nuestro coche, pero parece que a ellos les costó un poco más decidirse a usar un medio de transporte diferente al avión".

En la fila para facturar las maletas, el tema de conversación más recurrente era el caos aeroportuario de los últimos días y la "irresponsable actitud de los controladores". "Nos parece fatal la manera en la que han actuado. Todavía no sé si son conscientes de los perjuicios económicos que han causado y del daño que le han hecho a muchas personas, que querían disfrutar de sus vacaciones o de la familia y no lo han podido hacer", apuntó Susana Delgado.

Una larga espera

Peor suerte ha corrido hasta el momento Jesús Felipe, el aragonés que lleva desde el pasado sábado esperando que un avión lo traslade a Bogotá. Junto con su mujer Claudia y su hijo Alejandro, un pequeño de cuatro años, con discapacidad, que tiene que moverse en silla de ruedas, Jesús vio truncado el pasado domingo su sueño de volar con destino a la tierra de su mujer.

Después de estar ya en la fila de embarque "sin cinturón y totalmente descamisado, tuvimos que volver a la terminal porque no había asientos para volar, aunque nos habían anunciado que podríamos hacerlo", recordó indignado.

Ayer le plantearon la posibilidad de volar a Bogotá mañana, a las 00.45, haciendo escala en México. "Es un vuelo de doce horas, a las que hay que añadir el tránsito aeroportuario. En total, casi un día. Pero no podemos decir que no porque llevamos mucho tiempo esperando ver a la familia", afirmó.

Anoche, después de varios días deambulando por el aeropuerto pudo dormir en una cama. "Un amigo nuestro nos ha buscado una pensión para que podamos descansar antes de embarcarnos en un vuelo tan largo. Ojalá mañana podamos subir las escalerillas del avión".

Etiquetas