Teruel
Suscríbete

Teruel Existe pide dimisiones por el derribo de la chimenea de la central de Andorra

Dicen que "se ha esfumado la responsabilidad corporativa de la empresa propietaria y la obligación de nuestras instituciones de conservar y proteger el patrimonio".

Momento en el que cae la torre en Andorra
Momento en el que cae la torre en Andorra
Antonio García/Bykofoto

Teruel Existe ha pedido este jueves la dimisión del consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, y la directora general de Patrimonio Cultural, Marisancho Menjón, por el derribo de la chimenea de la central térmica de Andorra (Teruel), que la empresa propietaria, Endesa, ha llevado a término esta mañana.

"Mediante la técnica de demolición por voladura controlada, los técnicos de Endesa han desequilibrado el asentamiento de la torre, que ha caído por sí misma hacia unos de sus lados, desplomándose con estruendo sobre el suelo. En 25 segundos, la tercera torre más alta del país, con 343 metros de altura, y segunda estructura de hormigón más alta de España, ha desaparecido del horizonte tras más de cuarenta años en pie", han lamentado en una nota de prensa.

Para Teruel Existe, "se ha esfumado la responsabilidad corporativa de la empresa propietaria y la obligación de nuestras instituciones de conservar y proteger el patrimonio, en este caso industrial, como ya sucedió en mayo de 2022 con las tres torres de refrigeración de la Central".

En sus declaraciones, realizadas en el transcurso de una concentración en las inmediaciones de la chimenea, Teruel Existe ha criticado que Andorra "haya perdido una de sus señas de identidad, que Teruel pierda un icono de la historia de la minería turolense en la provincia y que el Gobierno de Aragón permita que se dinamite el patrimonio industrial".

Tomás Guitarte ha expresado que es un día muy triste, "patrimonialmente, la chimenea tenía un valor importantísimo para Aragón, no se entiende por qué se tira, no se gana nada".

Ha opinado que se pudo evitar, "la comisión provincial de patrimonio de Teruel, por dos veces, en octubre de 2021 y diciembre de 2022, expresó que tenía valores suficientes como para mantenerse, pero está visto que no se atendió su postura desde la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón".

Teruel Existe ha considerado que "no sólo había motivos vinculados a las propias funciones que cumple el patrimonio como para mantenerla en pie, también suponía una oportunidad para reconvertir las estructuras de la Central y ser fuente de recursos para el territorio".

Han puesto el ejemplo del aprovechamiento en positivo de esta alternativa con el proyecto de la Térmica Cultural en Ponferrada (León) por el que la antigua Central Compostilla I se ha recuperado como centro de ocio, cultura y formación, vinculado a la historia minera de la zona, para lo que ha contado con el apoyo del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

"La peor solución"

La propia ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, aseguró en su visita a la comarca del Bierzo que se trataba de "una referencia de transformación de los territorios en transición", mientras que desde Teruel Existe aseguran que quizá lo acontecido en Andorra pase a ser la referencia "de todo lo que no hay que hacer, porque la última y la peor solución siempre es demoler".

También han lamentado que desde la dirección de Patrimonio del Gobierno de Aragón "no se haya tenido sensibilidad con la estructura ni con el territorio puesto que "en sus manos estaba conservarla, simplemente con una declaración de Bien de Interés Cultural (BIC)".

En este caso, han continuado, hay ejemplos en España de otros gobiernos autonómicos "que sí han demostrado sensibilidad patrimonial", como la Xunta de Galicia, que decidió incoar un procedimiento para declarar BIC la chimenea de la central térmica de Endesa en As Pontes, al considerar que "constituye un elemento esencial, relevante y representativo del patrimonio industrial de Galicia".

El portavoz del movimiento ciudadano, Manolo Gimeno, emocionado, ha transmitido que la sensación es de "tristeza, porque aquí han venido a arrasar totalmente lo que ha significado en este territorio la actividad minera. Es una actitud como la que tuvieron los talibanes con los Budas de Afganistán, destruyendo el patrimonio. Y a la vez sensación de indignación porque nadie de los que podían haberlo evitado han hecho nada".

Joaquín Egea ha trasladado que "ha sido muy triste" para los andorranos y bajoaragoneses verlo caer de esta manera. "Se ha perdido un símbolo del norte de la provincia de Teruel, y los niños y niñas que nazcan a partir de ahora no tendrán este referente de lo que fue su comarca minera".

Teruel Existe ha transmitido que ha luchado hasta el final por mantener las estructuras de la Central desde todos los ámbitos y mediante todas las herramientas a su alcance. Hace dos años, junto a Apudepa -Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés- solicitaron paralizar el desmantelamiento de la Central en sendos recursos de alzada dirigidos al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga).

También han llamado la atención sobre este "atentado contra el patrimonio" en sedes institucionales, en sus intervenciones en el Congreso de los Diputados y el Senado.

Además ante la falta de propuestas para utilizar este patrimonio para diversificar la economía, Teruel Existe generó el proyecto 'Power Experience' para las cuencas mineras turolenses, que presentó al Miteco, al Instituto de Transición Justa y a Endesa.

Recientemente se han enviado cartas solicitando medidas para detener la demolición a varios ministerios e instituciones estatales, al Gobierno de Aragón y varios de sus consejeros, así como a Endesa, propietaria de la infraestructura, junto con el 'Informe sobre el valor cultural de las centrales térmicas en proceso de desmantelamiento' elaborado por el Instituto del Patrimonio Cultural de España, del Ministerio de Cultura y Deportes, en octubre de 2022.

Este informe especifica que estas instalaciones son consideradas patrimonio industrial y como tal "debería contemplarse como un importante activo a la hora de fomentar la actividad económica y la empleabilidad de la zona, y mitigar el impacto social y emocional". Desde Teruel Existe se sienten "indignados", porque "todos han hecho oídos sordos, y a esta hora ya no queda nada, oportunidades perdidas y un espacio vacío".

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión